Pese al paro la FGE sigue funcionando de manera normal, asegura el fiscal Foto: Tomada del Facebook

Pese al paro la FGE sigue funcionando de manera normal, asegura el fiscal

Escrito por  Beatriz García Ene 27, 2019

“El bono no está presupuestado y es una cantidad muy elevada”


Chilpancingo, 26 de enero. El fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, manifestó que los 150 millones de pesos para el bono de riesgo que solicitan los trabajadores de la Fiscalía General del Estado (FGE), motivo por el que se mantienen en paro, no está presupuestado y es una cantidad "muy" elevada.

El fiscal fue consultado al término de la instalación y toma de protesta del Consejo Municipal de Consulta y Participación Ciudadana y del Consejo Municipal de Seguridad Pública.

El fiscal señaló que pese al paro que mantienen desde hace 10 días agentes del Ministerio Público, ministeriales y peritos, la FGE sigue funcionando de manera normal.

Aseguró que quienes están en la protesta sí son operativos pero adscritos a diferentes direcciones administrativas.

“La investigación y el funcionamiento de la Fiscalía General están de manera normal”, indicó.

Resaltó que el bono de riesgo que demandan los trabajadores implica el gasto de 150 millones de pesos, los cuales no están presupuestados por los diputados, y que es un monto elevado.

Indicó que está haciendo lo propio para ver cómo pueden resolver, y que está abierto al diálogo, además de que ha acudido a las agencias del MP a dar información de su voz a los trabajadores.

Resaltó que solo son “algunas personas” las que protestan, pero que al final los beneficios que se consigan a favor de los colaboradores son bienvenidos, y que lo importante no era politizar el asunto, sino el beneficio.

Precisó que los diputados fueron claros, que sin embargo hay actores que quieren tomar la batuta, y si lograban conseguir los recursos económicos eran bienvenidos en la Fiscalía.

Durante los días de protesta, los manifestantes han demandado dignificación a su trabajo, y no amenazas de despedirlos.

Han argumentado que en su trabajo se corren riesgos, y que hasta que no les den una solución continuarán en la protesta.