Profesores de la escuela Francisco I Madero ubicada en la comunidad de Las Joyas, en Zihuatanejo, reclamaron que a más de un mes, siguen sin tener la readaptación de aulas provisionales, y son los padres quienes están comprando los materiales. Profesores de la escuela Francisco I Madero ubicada en la comunidad de Las Joyas, en Zihuatanejo, reclamaron que a más de un mes, siguen sin tener la readaptación de aulas provisionales, y son los padres quienes están comprando los materiales. Foto: Hercilia Castro

Ni Inifed ni Igife dan fecha para reconstruir aulas en escuela de Zihuatanejo: director

Escrito por  Hercilia Castro Nov 01, 2017

Están molestos los padres porque tienen que comprar los materiales necesarios

Son 197 niños afectados y seis los salones dañados por el sismo del 19 de septiembre, señala


Zihuatanejo, 31 de octubre. El director de la escuela Francisco I. Madero, Martín Maldonado Abarca, denunció que, a más de un mes del sismo del 19 de septiembre, el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) y el Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (Igife) no han dado fecha para la reconstrucción de las aulas dañadas.

Señaló que por parte de las autoridades del Inifed e Igife, no han tenido ninguna respuesta y son los padres quienes, hasta el momento, han tenido que comprar el material de las aulas provisionales.

“Ni el Igife ni el Inifed han venido a tomar nota de lo que pasa”, dijo.

Subrayó que solamente elementos de Protección Civil del estado y el municipio emitieron una recomendación en base a la inspección que hizo a la escuela el Director Responsable de Obra 091, Miguel Ángel Galeana.

Sin embargo, repitió que no hay fecha de la visita por parte de las instituciones y son ellos quienes tienen que dar la respuesta de la reconstrucción.

Señaló que los padres de familia se encuentran molestos, pero están adaptando las aulas y baños que faltan para que los alumnos puedan estudiar normalmente.

“Consideramos que se puede tomar en cuenta la escuela para el próximo presupuesto de egresos, pensando que ya no la van a tomar en cuenta”, dijo.

Sin embargo, Maldonado Abarca recordó que, para no afectar a los alumnos, sólo pueden trabajar unas cuantas horas en la mañana, ya que no hay baños habilitados para que los puedan usar los niños.

El docente pidió apoyo a los regidores del municipio para que se les apoye con tres tazas de baño, pues los padres de familia no pueden solventar los gastos.

Señaló que los niños afectados son 197, y son seis aulas las que se deben reconstruir.