Llega tarde el Plan de Atención a Víctimas de Violencia del Pasado: Micaela Cabañas Foto: Tomada del Facebook

Llega tarde el Plan de Atención a Víctimas de Violencia del Pasado: Micaela Cabañas

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Feb 14, 2019

La hija de Lucio manifiesta que muchos familiares de desaparecidos han muerto

Confía que con el nuevo gobierno federal les digan dónde quedaron sus seres queridos


Tecpan, 13 de febrero. Micaela Cabañas Ayala, hija del guerrillero Lucio Cabañas Barrientos, aseguró que el Plan de Atención y Reparación a las Víctimas de la Violencia Política del Pasado llega tarde, pues dijo que muchos familiares de los desaparecidos murieron sin recibir ningún tipo de ayuda de parte del Estado mexicano, a pesar de que fue el responsable de la campaña de terrorismo que se aplicó en Atoyac durante las décadas de los años 60 y 70 en contra de la población.

“Este plan nos llega muy muy tarde. Muchos se han ido, han muerto con la esperanza de volver a ver sus seres queridos. Las autoridades nos han lastimado tanto que esta reparación llega 40 o 50 años tarde”, puntualizó.

Manifestó que a pesar de que el plan llega tarde, hay confianza entre los familiares, los que quedan, en que con el nuevo proyecto no suceda lo mismo que cuando fue creada la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), de la que se esperaban grandes cosas, y sobre todo que se hiciera justicia, pero al final las cosas siguieron igual.

Asentó que persiste entre los familiares la desconfianza hacia las instituciones del gobierno, a pesar de la llegada de una nueva administración federal, postura que compartió José Luis Arroyo Castro, familiar de uno de los desaparecidos en Atoyac, quien abundó que hasta que comience a llegar la ayuda a los familiares se puede celebrar y reconocer el plan que se puso en marcha.

Agregó que el plan, de cumplirse, puede interpretarse como el primer paso dentro de las promesas hechas por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, pidió calma y no echar las campanas al vuelo a los familiares hasta que comiencen a ser palpables los primeros resultados.

“Lo más importante de todo es que el proyecto finalmente nos diga a dónde están o dónde quedaron nuestros seres queridos, y esa es la exigencia que debe prevalecer entre los familiares ahora que el gobierno parece ser que está dispuesto a ayudarnos”, puntualizó.