Denuncian padres apatía de las autoridades ante daños por sismo en escuela en Tecpan Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Denuncian padres apatía de las autoridades ante daños por sismo en escuela en Tecpan

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Feb 15, 2019

Los alumnos están en riesgo de sufrir un accidente por las aulas en mal estado, advierten

Un nuevo temblor podría derribar pedazos de pared o techo; parece que a nadie le interesa, señalan


Tecpan, 14 de febrero. Padres de familia de la escuela primaria Nicolás Bravo de la colonia Ramos de Tecpan, advirtieron del riesgo en el que se encuentran sus hijos de sufrir un accidente, debido al mal estado en que se encuentran las aulas del plantel, las cuales fueron dañadas por los sismos de septiembre de 2017, sin que las autoridades educativas hagan caso a los avisos que han hecho para prevenir daños mayores.

“Los padres a diario se quedan con el Jesús en la boca rezando para que no ocurra un nuevo temblor, porque éste podría derribar pedazos de pared o del techo y caer sobre los pequeños, porque las aulas quedaron muy dañadas y parece que a nadie le interesa o le importa esa situación”, reprochó Gladis Bailón, madre de familia de la escuela.

Durante un recorrido por el plantel, un grupo de padres mostró las grietas que los sismos dejaron en las paredes y techos de las aulas. Varias de ellas visiblemente prolongadas.


El sismo en aquella ocasión, hace más de un año, derribó la barda que rodea la escuela, y dejó cuarteaduras en las paredes y techos de varios salones de clase, y a pesar de que personal de la dirección municipal de Protección Civil (PC) visitó la institución educativa, verificó las afectaciones y emitió un dictamen en el que determinó que los salones no estaban en condiciones de ser usados para dar clases, hasta la fecha no hay respuesta de parte de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), para conocer qué es hará con la escuela, indicó, en entrevista, el director, Jorge Luis Castrejón Layna.

Abundó que los tutores actualmente analizan entre ellos dejar de llevar a sus hijos a la escuela por temor a que sufran un accidente dadas las condiciones de riesgo en las que se encuentran los inmuebles, en tanto que otros padres decidieron retirar a sus hijos para llevarlos a otras escuelas por la misma situación, a la que se suma la falta de maestros en varios salones de clase.

Los progenitores instaron a las autoridades a atender el problema de la escuela o adelantaron que iniciarán acciones radicales para ser atendidos.