Pide el arzobispo González esclarecer qué realmente pasó con Obtilia e Hilario Foto: La Jornada Guerrero

Pide el arzobispo González esclarecer qué realmente pasó con Obtilia e Hilario

Escrito por  Héctor Briseño Feb 18, 2019

Ante toda acción delictuosa se ha de investigar y llegar a la verdad, plantea

Sugiere a la Federación corregir las fallas y la administración de las estancias infantiles


El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, planteó que la autoridad debe esclarecer lo ocurrido con los activistas Obtilia Eugenio Manuel e Hilario Cornelio Castro, quienes permanecieron desaparecidos durante cuatro días.

A pregunta expresa, manifestó que ante toda acción delictuosa se ha de investigar y llegar a la verdad.

Manifestó que “si se trató de un secuestro, si se trató de algo en contra de ellos, como quien soy, tengo la primera obligación de decir a quienes los secuestraron, que dejen de hacer el mal, y recapaciten, no es dañándonos como se logra el bien”.

González González agregó que “si fueron golpeados, como algunas noticias dicen, entonces mi cercanía con estas personas, me duele que las hayan golpeado”.

Expresó una palabra de reconocimiento para la sociedad, para autoridades estatales y federales, al resaltar que se presentó una gran colaboración para la búsqueda de los activistas.

El arzobispo de Acapulco mencionó que “si se trató de un secuestro no puede darse como caso cerrado, se debe investigar la verdad y dar con los responsables, hacer el orden y justicia. Si se trató de otra situación, también es necesario esclarecer la verdad, esto es una tarea propia de la autoridad”.

En otro tema, González González señaló que las estancias infantiles representan de gran ayuda a familias de escasos recursos, por lo que antes de que el gobierno federal dictamine su cierre, se deben corregir las fallas y la posible mala administración de las mismas.

Al respecto González González señaló que “se habla de que no había una transparente administración de los recursos. Se ha expresado de muchas formas el bien que estas estancias realizan en favor de muchas mamás que van a trabajar, en favor de aquellos que necesitan ser cuidados, porque en el hogar no hay quien pueda atenderles, ese es un bien necesario y justo reconocer”.

Por lo que subrayó que “si el mal estaba en la administración, la opinión sencilla es que se arregle la administración y no se quite el servicio”.

En la conferencia dominical, el arzobispo de Acapulco también hizo referencia a la responsabilidad que recae en los gobiernos, de aplicar políticas públicas enfocadas a construir la paz social, y contribuir así a la igualdad.

En el contexto del Día Mundial de la Justicia Social, que se conmemora este 20 de febrero, el arzobispo señaló que la situación del estado de Guerrero reclama fuertemente un esfuerzo por construir las condiciones fundamentales de justicia social, para tener condiciones más favorables de seguridad y la paz, aunque advirtió que ello no representa un problema exclusivo de Guerrero, sino que se presenta a nivel nacional, por la existencia de un modelo de desarrollo altamente excluyente.