Detecta la ASF pagos a 679 trabajadores dados de baja de la SEG en 2017

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Feb 27, 2019

Es de más de 5 mdp el importe de docentes, el daño o perjuicio al erario federal

Educación Guerrero envió oficios a la Auditoría, pero no aclara, por lo que lo considera como no atendido


Taxco, 26 de febrero. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó en la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) un probable daño patrimonial al erario público de más de 5 millones de pesos, por haber realizado pagos con recursos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo 2017 (FONE), a trabajadores posteriores a su fecha de baja de la dependencia, además de haber pagado a trabajadores de 13 centros de personal adscrito a centros de trabajo bolsa o personal por reubicar, de quienes se desconoce si realmente realizaron actividades directamente vinculadas con la educación básica o la formación de docentes.

En la tercera entrega del Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2017, la ASF comprobó que la cuenta bancaria de la SEG, correspondiente a gastos de operación, generó rendimientos financieros, por lo que se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la hacienda pública federal por un monto de 212 mil 651.69, por no haber reintegrado a la Tesorería Federal (Tesofe) los rendimientos financieros generados en la cuenta bancaria de los recursos del FONE 2017 que no fueron pagados al 31 de marzo de 2018.

Todo eso quedó asentado en el pliego de observaciones 2017-A-12000-16-0938-06-001, incluso también el organismo fiscalizador detectó que la SEG no realizó cancelaciones de movimientos bancarios (transferencias electrónicas o cheques) en las nóminas pagadas con los recursos del FONE, correspondientes a otros de gasto corriente.

Por otra parte, la ASF informó que la SEP realizó mil 863 pagos indebidos al gobierno del estado de Guerrero por cuenta y orden de la SEG por un importe bruto anual de 5 millones 314.5 mil pesos a 679 trabajadores posteriores a su fecha de baja de la dependencia, los cuales contaron con 986 plazas adscritos en 603 centros de trabajo.

Por tal motivo, en el pliego de observaciones 2017-A-12000-16-0938-06-002 se presume un “probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 5 millones 314.5 mil pesos, más los rendimientos financieros generados hasta su reintegro a la Tesofe, por haber realizado pagos con recursos del FONE 2017, a trabajadores posteriores a su fecha de baja de la dependencia.

Sin embargo, la ASF aplicó una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria 2017-B-12000-16-0938-08-001, debido a que al estado de Guerrero se le realizaron 86 mil 746 pagos a mil 549 trabajadores por un importe bruto anual de 450 millones 396.9 mil pesos adscritos en 13 centros de trabajo bolsa o personal por reubicar de los que destacan 12ZJN0080Z personal preescolar por reubicar, 12ZST0080A Centro de Trabajo Bolsa y “12ZST0040Z Centro de Trabajo Bolsa, donde se desconoce las actividades que realizaron durante el año 2017, en los cuales se detectaron 621 pagos con tipo de plaza Administrativo por un importe bruto anual de 3 millones 428.4 mil pesos y 86 mil 125 pagos con tipo de plaza Directivo, Docente y Supervisor, por un importe bruto anual de 446 millones 968.5 mil pesos; pagos autorizados por la SEP por cuenta y orden de la SEG.

Ante esto, la ASF lanzó la Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que la “Secretaría de Contraloría y Transparencia Gubernamental del Estado de Guerrero o su equivalente realice las investigaciones pertinentes” y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por “las irregularidades de los servidores públicos que en su gestión destinaron recursos del FONE 2017, al pago de personal adscrito a centros de trabajo bolsa o personal por reubicar, donde se desconoce si el personal realizó actividades directamente vinculadas con la educación básica o la formación de docentes”.

De todas estas observaciones, la SEG envió oficios para atender lo observado, sin embargo, para la ASF la documentación presentada por la dependencia de Guerrero no reunió las características para aclarar, por lo que la auditoría los consideró como de no atendidos.