Liberan al líder de la Crac Gonzalo Molina tras casi 6 años de prisión Foto: Dassaev Téllez Adame

Liberan al líder de la Crac Gonzalo Molina tras casi 6 años de prisión

Escrito por  Beatriz García Mar 01, 2019

Entre porras, aplausos y abrazos, reciben en Tixtla al dirigente comunitario


Chilpancingo y Tixtla, 28 de febrero. Con cadenas de flores, aplausos, porras, abrazos e incienso, el barrio de El Fortín en Tixtla recibió al promotor de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac), Gonzalo Molina González, luego de dictarle auto de libertad por la causa penal 01/2018, a cinco años tres meses y 22 días de estar recluido.

A las 10 de la mañana, integrantes de diferentes organizaciones sociales en el estado se concentraron afuera del penal de Chilpancingo, donde policías del estado ya habían colocado una valla de metal para controlar el paso y no permitir la entrada a nadie referente al preso de la Crac.

En un momento más se daría la sentencia a Gonzalo Molina y todos tenían la certeza que quedaría libre.

Dentro del Juzgado Primero, que se encuentra en el interior del penal, al preso se le leyó la sentencia que dictó la jueza del Juzgado Mixto de Primera Instancia de Tixtla, Norma Noemí Zapata.

En los delitos de robo específico, privación ilegal de la libertad y terrorismo en agravio se le dictó auto de libertad. Y de inmediato el preso firmó las hojas de la sentencia.

Afuera mediante una bocina se pronunciaban en favor de la libertad de los presos de organizaciones hermanas, entre ellos padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, alumnos de la normal, profesores, el Frente de Defensa Popular (FDP), el Comité Independiente en Solidaridad de los Familiares de los Caídos del 60 y el Comité por la Libertad de los Presos Políticos.

Aproximadamente una hora y media después Molina González salió del penal, vestido con su playera verde olivo y gorra que distingue a la Coordinadora; en su hombro una guitarra; en sus manos una maleta y unos cuadros que él mismo elaboró estando preso.

En el micrófono Gonzalo Molina se pronunció por “una vida de armonía y paz, donde se respete la vida, se respete la naturaleza, esa es la cosmovisión que tenemos que rescatar todos. Nosotros para lograr una sociedad más justa, una sociedad de paz, no es con las armas como vamos a lograr esta gran formación. Las armas que porta la Policía Comunitaria son necesarias para su defensa en su territorio”.

Prosiguió: “no podemos permitir que violen a nuestras mujeres, no podemos permitir que se llevan a nuestras hijas o que desaparezcan a jóvenes estudiantes como los 43. Por eso tenemos que unirnos, desde este lugar les digo, tenemos que vivir unidos, la libertad cuesta compañeros y hay que pagar un sacrificio”. Remarcó que juntos van a luchar contra aquellos que intenten despojarlos de sus territorios y recursos naturales.

Dijo que se mantuvo firme porque sabía que no ha cometido ningún delito, y que estaba libre gracias a su familia y a todos ellos que resistieron estos cinco años junto a él.

En su intervención el ex preso también de la Crac, Arturo Campos dijo que por fin estaba libre Gonzalo, que sin embargo es una muestra más de que el gobierno les ha fabricado delitos, pero que se había demostrado con pruebas, con hechos contundentes que todos los integrantes de la Policía Comunitaria que fueron presos son inocentes.

Posteriormente todo el contingente en caravana se trasladó a Tixtla, y en la entrada de El Fortín un grupo de vecinos lo esperó con porras, cadenas de flores de cempasúchil, confeti y abrazaron uno a uno al ex preso, para luego caminar por las calles del barrio y dirigirse a la explanada de la base de El Fortín, donde Molina saludó a los vecinos.

En la entrada de la base una  mujer con un sahumerio en la mano, como símbolo de purificación bañó a Gonzalo con el humo aromático. Mientras que en una pequeña cocina unas mujeres hacían tortillas, y en otra parte una cazuela grande con huevo en salsa desprendía su aroma. Festejarían la llegada del promotor.

En la explanada, la madre del también ex preso y policía comunitario Samuel Ramírez Gálvez, Beatriz Gálvez Macario leyó un oficio firmado en asamblea por la Casa de Justicia de Zitlaltepec, donde informó a Molina González que en enero lo aprobaron y nombraron nuevamente promotor y vocero.