Se burlan de afectados por  sismo en Tecpan, acusan Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Se burlan de afectados por sismo en Tecpan, acusan

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Mar 04, 2019

“Lucharán hasta que se les haga justicia”


Tecpan, 3 de marzo. La vida de la familia de Margarita Álamo Suárez transcurría normal, hasta la mañana del 18 de abril de 2014, cuando un sismo dañó más de 200 casas en su comunidad de Papanoa, así como decenas más en otras localidades del municipio de Tecpan. Desde ese día, hasta hoy, la mujer se ha visto afectada por una serie de irregularidades de parte de las autoridades de gobierno en cuanto a la reconstrucción de su vivienda, que han hecho que en los últimos cinco años tenga que vivir en un pequeño cuarto deteriorado con su esposo y sus cuatro hijos.

A pesar de que la subsecretaría de Protección Civil estatal decretó su casa como pérdida total y de que su nombre apareció en las primeras listas de damnificados de esa localidad a los que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) destinó recursos provenientes del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden), para reconstrucción de las viviendas, hasta hoy el inmueble sigue en las mismas condiciones y su nombre está fuera de la relación de afectados, igual que el de otras mujeres cuyo inmueble se destruyó por el sismo y la réplica que se registró el 8 de mayo siguiente.

Sólo en Papanoa, fueron más de 200 las casas dañadas por los movimientos telúricos, de las cuales, 60 por ciento fueron declaradas en su momento como pérdida total, y al menos otras 200 más se detectaron en comunidades como San Luis San Pedro, Tenexpa, El Cóbano, Los Tarros, El Trapiche y San Luis de la Loma, de acuerdo a la información proporcionada por Silverio Chávez Valencia, dirigente de la Asociación Juntos por Una Mejor Calidad de Vida, que respalda la lucha de los afectados por lograr la reconstrucción.

La mañana que cambió la vida de la familia de Margarita Álamo, según contó, el temblor cuarteó y derribó varias partes de las paredes de su casa, lo que obligó al matrimonio a ocupar el cuarto que les ofreció un vecino, y donde vive actualmente.

En entrevista, la mujer narró que desde 2014 comenzó la lucha de los damnificados de Papanoa para lograr que el gobierno federal reconstruya las casas dañadas, lo que, al paso de los meses, aseguró, se convirtió en una montaña de irregularidades y corrupción de parte de las autoridades federales, estatales y de la propia comunidad, pues a pesar de que se construyeron unas 40 casas en la población, “estas se las dieron a quiénes pudieron pagarlas, sean damnificados o no, ya que algunas son propiedad de gente que ni casa tenía cuando ocurrieron los temblores”. “Varios afectados han pagado son sus propios recursos los arreglos de sus viviendas, lo que los tienen hasta el cuello porque pidieron prestado, y eso no se vale porque pagamos impuestos y el gobierno está obligado a ayudar”, asentó Vargas Gutiérrez.

Las tres afectadas consideran que se trata de una burla del gobierno en contra de los habitantes damnificados de Papanoa, por lo que aseguraron que tanto los que viven en esa población como los de las otras localidades afectadas continuarán en la lucha hasta que se les haga justicia.