Trabajadores de clínica del Issste de Tecpan se declaran en paro indefinido Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Trabajadores de clínica del Issste de Tecpan se declaran en paro indefinido

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Mar 26, 2019

Reparar el edificio y abasto de medicinas, entre las exigencias


Tecpan, 25 de marzo. Unos 64 trabajadores de la clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), de Tecpan pararon labores, para exigir a las autoridades la reparación del edificio, abasto de medicamentos y la dotación de nuevo equipo y mobiliario de trabajo. De acuerdo con los inconformes el paro de labores es indefinido hasta que las autoridades estatales atiendan y resuelvan sus exigencias.

Desde las 9 de la mañana los empleados se apostaron en la entrada de la clínica sentados en las bancas de la sala de espera, en tanto que otros permanecieron dentro del inmueble. Sólo quedó en funcionamiento permanente la atención en la sección de Urgencias.

La acción generó el enojo de varios derechohabientes que llegaban en busca de atención médica o para cumplir con sus citas programadas, los cuales protestaban porque les era negado un servicio por el que pagan quincenalmente.

En entrevista, María de los Ángeles Silva, representante sindical de los trabajadores, indicó que uno de los principales problemas es el aire acondicionado que no funciona en todo el edificio; el equipo médico e instrumentos están en mal estado, así como el mobiliario.

Agregó que desde noviembre del año pasado existe un marcado desabasto de medicamentos, en el que la clínica carece, incluso, de medicinas del cuadro básico, lo que impide surtir completas las recetas de los derechohabientes, quienes se quejan continuamente por esa situación, además de que por la falta de reactivos químicos básicos, es limitada la práctica de análisis en el laboratorio.

Durante un recorrido por la clínica, donde el calor era fuerte por la falta de aire acondicionado, se pudo ver en la farmacia varios anaqueles vacíos por la falta de medicamentos; un fuerte olor a animal muerto en el archivo, así como muebles deteriorados y a varios pacientes con ventiladores.

De acuerdo con Rafael Abarca, miembro de la delegación sindical, indicó que desde que fue inaugurado el inmueble en 2002 jamás se han hecho trabajos de mantenimiento o reparaciones.

Los manifestantes sostuvieron que no regresarán a sus labores hasta que sean atendidas sus exigencias, las cuales, apuntaron, son en beneficio de los usuarios.