Llama el obispo Salvador Rangel a luchar para defender la vida desde su concepción Foto: Dassaev Téllez Adame

Llama el obispo Salvador Rangel a luchar para defender la vida desde su concepción

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Abr 15, 2019

Pide sumarse contra el muro de muerte y desprecio a la vida


Chilpancingo, 14 de abril. El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, encabezó este domingo la procesión del Domingo de Ramos, con lo que inician las actividades de la Semana Santa para la Iglesia Católica, en donde llamó a luchar para defender la vida desde su concepción.

En entrevista, señaló que se le han acercado familias por el caso de cinco desaparecidos, sin dar mucho detalle al respecto, que son dos de Ocotito, dos de Arcelia y uno de Chilapa.

Casi un millar de feligreses de la capital del estado, se dieron cita desde muy temprana en la glorieta Unidos por Guerrero, para lo que es la representación de la entrada de Jesucristo a Jerusalén.

Dicho recorrido se dio de este lugar a la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, ubicada en el Zócalo de Chilpancingo, donde ya se habían colocado sillas y un templete para oficiar una misa al finalizar esta caravana, la cual recorrió toda la avenida Miguel Alemán.

Durante su sermón a los asistentes, Salvador Mendoza, señaló que en Guerrero y Chilpancingo, las actividades de la Semana Santa muestran el rostro de la fe y el alma cristiana, dijo que comparado con lo que se vive en muchos lugares de esta entidad, Jesús vivió un drama para llegar a su muerte y posteriormente a su resurrección.

“Hay tristeza y dolor en muchos hogares, pero, aunque sabemos de esas tragedias hay una esperanza, Cristo resucitó, así como no pierden la esperanza de encontrar a estas personas desaparecidas el pueblo recobre la fe en sí mismo, la confianza en sí mismo y podamos caminar hacia un México y Guerrero resucitado donde amemos la vida, donde respetemos la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, dijo.

Asimismo, señalo que el senador guerrerense Manuel Añorve Baños presentó una iniciativa para el respeto a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, invitando a los presentes a sumarse a esta lucha, para derrumbar “el muro de muerte, odio y desprecio a la vida; la vida es el gran regalo de Dios”.

Además de que la vida es el derecho que todos los seres humanos tenemos por excelencia, ya que desde que se está en el vientre de la madre se es parte de ella, se es distinto e independiente, teniendo derechos y por eso tenemos la obligación de cuidarla.

Mencionó a los presentes que tiene conocimiento de cinco personas desaparecidas en el estado, por lo que pidió a los católicos orar para pedir por su regreso con bien a sus hogares.

Dijo esperar que en Semana Santa se respire un poco de paz en Guerrero.

Al finalizar la misa, antes de viajar apresuradamente a la ciudad de Chilapa, donde también realizaría esta acción de Domingo de Ramos, declaró que no podía dar mucho detalle al respecto de los cinco desaparecidos, pero que son dos de Ocotito, dos de Arcelia y uno de Chilapa.

Cuestionado sobre si se buscaría una nueva tregua entre grupos delictivos, como lo solicitó hace algunos meses, por la violencia que se está viviendo en el estado, el obispo Salvador Rangel señaló que haría esta invitación y que “Dios quiera que en estos días en Semana Santa respiremos un poquito de paz, haya tregua y entendimiento para respetar a las personas y la vida”.

En el tema del conflicto que se vive en la zona de la Sierra del estado, donde aún permanecen cientos de pobladores desplazados de sus hogares, dijo que el gobierno aún no ha dado una respuesta a los siete pueblos que fueron invadidos.

Argumentó que él no brinda su apoyo sólo a este grupo de habitantes que buscan regresar a sus hogares, sino que tienen derecho a la vivienda, justicia y al respeto de sus derechos humanos.

Finalizó diciendo que su llamado a la defensa de la vida y a apoyar la iniciativa del priísta Añorve Baños, recalcó que el aborto nunca deberá de ser legal, sino que será, como lo ha venido siendo, clandestino, ya que lo que se busca es que se elimine la pena carcelaria, no que se apruebe el matar a los niños que están por nacer, por lo que aseguró estar “de acuerdo en quitar la pena, pero no de acuerdo en asesinar niños”.