Feligreses entierran a la fuerza en la iglesia de San Cristóbal a cura fallecido Foto: Raúl Aguirre

Feligreses entierran a la fuerza en la iglesia de San Cristóbal a cura fallecido

Escrito por  Héctor Briseño y Abby Perezcano Abr 18, 2019

Funcionarios municipales trataron de impedir que los fieles lo sepultaran ahí

Incurrieron en un delito grave, por lo que se dio parte al Jurídico para que proceda: titular de Panteones


Funcionarios municipales irrumpieron en la iglesia de San Cristóbal, que se ubica en la colonia Progreso, con el objetivo de impedir la sepultura del párroco Serafín Arzate Silva en la misma iglesia, quien falleció por causas naturales el pasado martes, a la edad de 94 años.

Por la tarde, el director municipal de Panteones, Ignacio Pérez Parra, informó que tras la discusión con los feligreses, llegaron al acuerdo de que el sacerdote sería enterrado en una de las tres gavetas que tiene la arquidiócesis de Acapulco en el panteón de Las Cruces, pero cuando el cuerpo era trasladado para el camposanto, “las personas bajaron al padre de la carroza y a fuerzas lo enterraron ahí en la iglesia”.

Señaló que estas personas incurrieron en un delito grave, por lo que dio parte al Jurídico del ayuntamiento para que proceda contra los responsables.

Por la mañana, a la iglesia arribaron alrededor de las 11 de la mañana funcionarios de diversas áreas del gobierno de Acapulco, encabezados por el director municipal de Panteones, Ignacio Pérez Parra, así como Gobernación y Salud municipal, además de la Dirección Jurídica del ayuntamiento y Comunicación Social, cuando se llevaba a cabo la misa de cuerpo presente del presbítero, ante la molestia principalmente de damas del voluntariado del templo católico.

Finalmente, feligreses y sacerdotes del templo de San Cristóbal decidieron acatar las órdenes de la autoridad y programar la sepultura del padre Serafín Arzate en el cementerio de Las Cruces.

Por su parte, el presbítero Adolfo Silva indicó que fue solicitado un permiso al gobierno municipal para enterrar al padre en la misma iglesia, en la capilla de criptas que se encuentra en el lugar.

Sin embargo, manifestó que “definitivamente no lo vamos a enterrar aquí, ante la negativa contundente del municipio, contra la voluntad del pueblo de dios, hiriendo sus sentimientos religiosos, ciertamente causando un daño moral a una persona que gastó 38 años de su vida para atender esta comunidad, y esta comunidad desea tenerlo junto para agradecer en oración su trabajo”.

Sería un delito si lo entierran en la iglesia, advirtió el funcionario

Pérez Parra enfatizó que los feligreses no tenían permisos para sepultar al sacerdote al interior de la parroquia, ya que hacerlo es totalmente ilegal, porque se violaría el artículo 115 constitucional.

Advirtió a los feligreses que “están haciendo un delito si lo quieren enterrar aquí en la iglesia, para eso están los panteones y por eso está el 115 constitucional”.