Piden mujeres indígenas apoyo ante la caída del precio de la goma de amapola Foto: Salvador Cisneros Silva

Piden mujeres indígenas apoyo ante la caída del precio de la goma de amapola

Escrito por  Salvador Cisneros Silva May 03, 2019

Solicitan destinar más proyectos productivos para el campo


Cochoapa el Grande, 2 de mayo. Ante la caída del precio de la goma de amapola, mujeres indígenas na savi pidieron al gobernador del estado y al presidente de la República destinar proyectos productivos destinados al campo para que las familias puedan tener ingresos económicos ante la falta de empleo y las carencias que existen en La Montaña.

Doña Cecilia es una mujer na savi de 48 años que desde hace tres años se ha dedicado a trabajar en cultivos de amapola junto a sus hermanas, primas y sobrinas.

En los tres años de trabajo vendiendo algunos kilos de goma de amapola logró construir dos casas una de barro y otra de material, en donde alojó a su mamá y a una de sus hermanas.

Cecilia Martínez cuenta que de no haber trabajado en el cultivo de amapola nunca hubiera logrado construir su casa, antes sólo se mantenía del poco maíz que lograba vender, no tenia otros ingresos sólo subsistía para ella y su hija.

Comenzó trabajando con uno de sus primos, quien después le regalo semillas para que ella misma cultivara su propia goma y empleara a su hermana y dos primas, incluso a su mamá y a su hija de 13 años.

La mujer na savi asegura que la amapola les cambió la vida en tres años, luego de que su esposo muriera no lograba tener ingresos y tenia que pedir dinero prestado a sus familiares para comer.

Pero de pronto todo cambió para las mujeres García, desde la caída del precio de la goma el sueño de salir de la pobreza terminó, el 2018 no lograron vender su producción de goma de opio.

Este año Cecilia esperaba que el precio volviera a su normalidad y poder vender su producción del año pasado y la poca que recolectó éste año, pero no hubo alza del precio.

Narró que el sueño terminó para ella, su hermana y sus primas, desde mediados del 2018 no volvieron a tener ingresos, sólo lograron su cosecha de maíz para poder alimentarse.

Dijo que todo el dinero que juntaron durante los tres años fue invertido para la construcción de su casa, y esperaban que con la venta de 2018 lograran tener más dinero.

Cecilia y sus hermanas desconocen para que es utilizada la goma de amapola, sólo sabían que invertir seis meses cada año las haría recibir buen dinero.

Ahora las mujeres de la familia García pidieron al gobierno de Héctor Astudillo Flores, y al presidente, Andrés Manuel López Obrador, se destinen más proyectos productivos para el campo del que se puedan valer cientos de familias pobres que en su desesperación se dedicaron a la producción de amapola para mejorar su forma de vida.