Imprimir esta página
Luego de 75 años de funcionar, Cinema Paraíso cierra sus puertas en Zihuatanejo Foto: Especial

Luego de 75 años de funcionar, Cinema Paraíso cierra sus puertas en Zihuatanejo

Escrito por  Hercilia Castro May 08, 2019

La asistencia a la sala de cine bajó mucho después de la apertura de Cinemex, hace un año, lamenta el dueño Alejandro Tena


Zihuatanejo, 7 de mayo. Tras 75 años de dar entretenimiento a azuetenses, Cinema Paraíso cerró sus puertas al público, luego de que la asistencia disminuyó tras la llegada de Cinemex.

El cine, uno de los contados edificios históricos de Zihuatanejo, vio llegar filmes como Juan Charrasqueado, con Pedro Armendáriz y Miroslava Stern, hasta La maldición de la Llorona, cuenta Alejandro Tena Serna, dueño del establecimiento.

En entrevista, Tena Serna expresa que el nacimiento del cine más antiguo fue en el municipio de Petatlán, donde el chihuahuense Gerardo Vázquez llegó con la idea de poner un cine, el cual retomaría pronto su padre, don Adalberto Tena Palacios, abriendo el 6 de marzo de 1944 con el nombre de Cine Encanto.

Relata que el cine lo trajeron después desde el municipio de Petatlán a Zihuatanejo, “mi tío quiso abrir el cine en Zihuatanejo y mi padre lo apoyó, mi tío era don Máximo Tena Palacios”.

“Fue en la década de 1940 cuando se abrió el cine, lo abre un señor a instancias de mi padre y primero estaba en una bodega que era de la CROM, ahí estaba la bodega del sindicato y ahí estibaban y bajaban la carga los barcos que llegaban de Acapulco y de Manzanillo, de ahí se pasó el cine a un terreno de la familia Lobato”, recuerda.

Explica que fue su tío quien le puso Cine Janeiro al núbil cinema: “Mi tío nunca viajó ni salió por el mundo, pero el sabía de la existencia de un lugar en América del Sur que se llama Río de Janeiro, pues inspirado, sabe que también es un puerto y así lo nombra”.

Cuenta que fue hasta 1970 en que su padre compra el cine a su tío al enterarse de que lo iba vender, y luego de negociar lo adquiere, cambiándole el nombre a Cinema Paraíso, en honor a la película de Giuseppe Tornatore Cinema Paradiso.

“Mi padre era admirador de esa película y por la historia de vida se siente identificado”, dice.

Sobre los motivos del cierre, explica que se debe a que el negocio ya era incosteable, además de que en el último año la gente dejó de asistir como lo hacía.

“Sí sobrevivimos unos meses a Cinemex, que abrió hace casi un año, pero se volvió incosteable y la gente dejó de venir, ya no es lo mismo que otros años, todavía aguantamos un año tratando de no cerrar”, dice.

Tena Serna agrega: “Sí siento tristeza, es la historia de mi familia, es parte de nuestra historia familiar, nos da mucha tristeza y nostalgia, pero ya no se pudo más, bajó mucho la asistencia”.