Imprimir esta página
Están en riesgo de inundación más de 2 mil personas de Hacienda de Cabañas: comisario Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Están en riesgo de inundación más de 2 mil personas de Hacienda de Cabañas: comisario

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano May 10, 2019

Llama a las autoridades a que prevengan una posible tragedia en la localidad

Conagua no construyó un tramo de 1.2 kilómetros de muro de contención en el río Atoyac, acusa


San Jerónimo, 9 de mayo. Pobladores de la comunidad de Hacienda de Cabañas, en Benito Juárez, encabezados por el comisario ejidal Andrés de la Rosa García, alertaron que más de 2 mil personas en esa localidad están en riesgo de inundación en la próxima temporada de lluvias, debido a que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no construyó un tramo de 1.2 kilómetros de muro de contención en el río Atoyac, frente a esa población.

Abundaron que la obra la llevó a cabo la dependencia federal con el fin de proteger a los pueblos que están en la ribera del río, como Arenal de Álvarez, Arenal del Centro, Arnal de Gómez y Las Tunas, mismos que fueron seriamente anegados por el desborde del afluente durante el paso de la tormenta tropical Manuel en septiembre de 2013, sin embargo, las empresas que fueron contratadas para hacer el trabajo no hicieron el tramo de mil 200 metros que debería proteger a Hacienda de Cabañas, y en su lugar sólo amontonaron arena, la cual, seguramente no resistirá el embate de la creciente del río cuando éste crezca e inundará a toda la población, consideraron.

Lo anterior lo manifestó el comisario ejidal durante un recorrido hecho por la zona, en el que fue acompañado además por el dirigente del sindicato de materialistas de San jerónimo, Héctor González y el ex comisario municipal de Hacienda de Cabañas, Antonio Vicencio Ramírez, quienes coincidieron en afirmar que se trata de una bomba de tiempo, porque en cuanto se registre la primera crecida del río el agua se meterá con fuerza a la población. 

En entrevista, dijo que sus advertencias las han hecho saber a los representantes de Conagua de la oficina de Atoyac, sin que éstos muestren el mínimo interés por la problemática, y se rehúsan a efectuar recorridos de supervisión por la zona.

Vicencio Ramírez llamó al gobernador Héctor Astudillo Flores y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador para que tomen cartas en el asunto lo antes posible y prevengan una posible tragedia en la localidad, la cual, sostuvo, actualmente está en una situación de vulnerabilidad, si se registra un fenómeno natural intenso como sucedió hace seis años en Guerrero.  Asimismo, convocó al presidente municipal Juan Cargos Aguilar para que se involucre en el asunto, pues aseveró que desde que conoció la inconformidad de los habitantes ha sido indiferente y evita gestionar con las autoridades estatales y federales para que la obra se construya en su totalidad, “como debe ser la responsabilidad de todo alcalde para con su municipio”, apuntó.

Los inconformes anunciaron que, de no tener respuesta favorable pronto, cerrarán la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, el tiempo que sea necesario, “porque creemos que cualquier acción que llevemos a cabo para exigir nuestra seguridad, no se compara con la pérdida de vidas humanas, que es lo que podría ocurrir en Hacienda de Cabañas si las cosas continúan igual”, asentó Vicencio Ramírez.