Incertidumbre entre feligreses por el futuro de la iglesia de Las Crucitas Foto: Especial

Incertidumbre entre feligreses por el futuro de la iglesia de Las Crucitas

Escrito por  Héctor Briseño Jun 03, 2019

Acusan vecinos que un pastor se dice propietario del predio


Vecinos del barrio de Las Crucitas se manifestaron en el exterior de la iglesia del mismo nombre, para exigir certeza jurídica acerca de la escritura del terreno donde se encuentra edificado el templo desde hace más de 60 años.

Los manifestantes señalaron que la iglesia de Las Crucitas tiene más de 65 años, y actualmente está escriturada a nombre de Rodimiro Rodríguez Rosas, a quien identificaron como pastor, y al mismo tiempo lo acusaron de comprar el terreno bajo engaños, a Rosita Rosales, propietaria original del predio.

Socorro Alvarado, miembro del comité de la iglesia, explicó que “tenemos la inquietud de qué va a ocurrir con toda la comunidad, queremos pedir al señor gobernador Héctor Astudillo Flores que nos apoye, para que vea al notario público uno de Chilpancingo, porque es quien escrituró nuestro predio a nombre de ese señor, Rodimiro Rodríguez”.

Subrayó que “tenemos la inquietud de saber qué va a pasar con nosotros, con nuestro templo”.

Mientras que María del Carmen Rosales asegura ser la propietaria del predio, y sostiene que nunca le vendió al señor Rodimiro Rodríguez, a quien acusó de pretender apropiarse del templo católico y aprovecharse de la edad y enfermedad de los propietarios del terreno.

Manifestó que “el terreno fue donado por mis abuelos, pero el señor Rodimiro se aprovecha de las personas de edad y de los católicos”.

Los vecinos aseguraron que el terreno donde se encuentra la iglesia de Las Crucitas fue donado en su momento, por Emilio y Saturnino Martínez.

Otra de las mujeres del comité de la iglesia, María Luisa Martínez Astudillo, señaló que “mi padre Juan Martínez, junto con Emilio y Saturnino, donó el terreno, defenderé este pedazo mientras yo viva”.

Mientras que una mujer que se encontraba en el sitio, Olivia Ruiz Martínez aseguró que Rosita Rosales donó el terreno para que Rodimiro Rodríguez ayude a los jóvenes, e insistió que es una labor que efectúa desde hace años.

Mientras tanto, la incertidumbre continúa en la comunidad católica de este barrio.