Dictaminan deficiente gestión de la SEP para rehabilitar escuelas dañadas en 2017 Foto: Rodolfo Valadez Luviano/Archivo

Dictaminan deficiente gestión de la SEP para rehabilitar escuelas dañadas en 2017

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Jul 08, 2019

Hace observaciones la ASF sobre 71 actas de inicio de obras por afectación de sismo

Acusa falta de criterio de la Secretaría sobre los recursos para la atención de planteles afectados


Taxco, 7 de julio. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la gestión de la Secretaría de Educación Pública (SEP) fue deficiente para la atención de la rehabilitación y reconstrucción de las escuelas de nivel básico afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017, en la que están 550 instituciones educativas de Guerrero, de los más de 19 mil planteles dañados en México.

Sin embargo, la ASF detectó que Guerrero, Michoacán y Puebla hasta el 19 de marzo de 2019, 71 escuelas no acreditaron las actas de inicio de los trabajo, porque la SEP señaló que “los enlaces designados por las autoridades educativas de los estados de Guerrero, Michoacán y Puebla no han concluido con la carga de documentos en el Sistema de Seguimiento del Programa de la Reforma Educativa (Sispre), sin que se acreditara la evidencia de las 71 actas de inicio faltantes, por lo se ratifica la observación.

La auditoría dictaminó que la gestión gubernamental de la SEP en la reconstrucción y rehabilitación de las escuelas del nivel básico afectadas por los sismos de 2017 fue deficiente, ya que la dependencia desconoció el avance de los resultados en la cobertura de atención de las afectaciones en los 19 mil 194 planteles educativos dañados por los sismos de 2017.

Además de que no documentó la información que evidenciara la conclusión de las obras en las 15 mil 911 escuelas que fueron apoyadas mediante el Fonden y el Programa de la Reforma Educativa, ni el número de planteles que fueron atendidos mediante la cobranza de las pólizas de seguro.

También detectó que no validó la información, respecto de la evaluación de los daños en 5 mil 010 planteles, incluyendo algunos de Guerrero, apoyados mediante el Fonden; no acreditó los dictámenes que evidenciaran los daños en las 10 mil 901 escuelas apoyadas con el Programa de la Reforma Educativa.

Para la ASF, la SEP denotó la falta de criterios para determinar los recursos económicos que serían necesarios para la atención de las escuelas afectadas, y careció de la evidencia documental, que comprobara la viabilidad de los diagnósticos para la cuantificación de los daños que se atenderían con el Fonden y con el Programa de la Reforma Educativa, lo que no dio certeza de que las obras contaran con el sustento técnico que acreditara su inclusión.

En ese sentido, careció de información confiable y de calidad sobre la gestión de recursos para atender las afectaciones, y no acreditó el seguimiento de las obras desarrolladas.