Amagan con paro de labores en el  Hopital de la Madre y el Niño Guerrerense Foto: Dassaev Téllez Adame

Amagan con paro de labores en el Hopital de la Madre y el Niño Guerrerense

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Jul 12, 2019

No atienden sus peticiones a tres días de protesta, señalan


Chilpancingo, 11 de julio.  En su tercer día de protesta, sin suspender labores o actividades, trabajadores del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense (HMNG), señalaron que el plantón instalado en la entrada del lugar y la protesta continuarán hasta tener una respuesta favorable a sus peticiones, ya que hasta el momento se ha negado a atenderlos.

Adelantando que, ante la falta de atención, podrían iniciar un paro de labores el próximo lunes.

A tres días de iniciado su movimiento, se quejaron, los directivos se han negado a reconocer esta situación, y señalan estar trabajando de manera normal, mientras que las autoridades estatales, de donde depende la base trabajadora, se niega a intervenir y a dialogar con los inconformes.

El movimiento se da para exigir la destitución del director y subdirector de este hospital, Abdiel Molina Bello y Julio Cesar Polanco, respectivamente, a quienes acusan de hostigamiento y del mal manejo del hospital por más de ocho años, tiempo que han ostentado sus cargos en este lugar. Además, denunciaron las carencias y deficiencias con las que trabaja el HMNG, las cuales van desde lavadoras descompuestas, falta de personal y escasez de medicamentos.

Señalaron que, por órdenes del director, quienes se ausentan por permisos, descansos o vacaciones no son cubiertos por otra persona, se carga el trabajo al poco personal que queda y con ello se actúa con decencia, “si se te ponen graves dos pacientes a la vez no puedes decidir a cuál ayudar primero”.

La secretaria general de la sección 51 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), Pilar Guadalupe Cortés Ríos, declaro que este hospital está trabajando al triple de su capacidad, lo que les complica aún más la atención de los pacientes. Ya que, ante la falta de personal, cada enfermera tiene que atender al triple de pacientes, explicando que, si una enfermera debe atender cinco pacientes en cada turno, por la sobrepoblación crece a 15 pacientes por turno y así en todas las áreas.