Mágico Mundo Marino, en el abandono desde hace más de seis años Foto: Especial

Mágico Mundo Marino, en el abandono desde hace más de seis años

Escrito por  Héctor Briseño Jul 16, 2019

El acuario y parque Mágico Mundo Marino se encuentra en total abandono y deterioro, debido a más de seis años sin mantenimiento.

En sus pasillos se observan vestigios de un escenario tropical en declive, paredes roídas por la humedad, escaleras cuarteadas, palmeras destrozadas, residuos de hojas secas inundan terrazas y viejas albercas.

Desde sus miradores se observa buena parte de la bahía de Acapulco y se escucha el sonido envolvente del mar.

En sus paredes aún se mantienen pinturas murales de peces, pulpos y estrellas en el fondo del mar.

Trabajadores de este sitio recreativo, construido sobre el islote de Caleta y Caletilla, en la zona Tradicional del puerto, denunciaron que fueron objeto de un desalojo ilegal, el pasado 11 de julio, a las 9 de mañana, por elementos policiacos de los tres órdenes de gobierno.

El representante legal de los trabajadores, Edgar Loyo Hidalgo, secretario general de la sección 20-A de la Unión Nacional de Trabajadores, informó que el operativo fue encabezado por el secretario de Seguridad Pública municipal, Gerardo Rosas Azamar. Sin embargo, Loyo Hidalgo recordó que trabajadores cumplieron más de seis años en huelga. El problema es que al propietario del inmueble se le terminó la concesión.

El Mágico Mundo Marino inició operaciones en abril de 1990, en el icónico islote de Caleta y Caletilla, pero 30 trabajadores estallaron la huelga en marzo de 2013, luego de tres meses de no recibir salario y que el lugar sufriera cortes de energía eléctrica y suministro de agua por falta de pago durante varios meses.

El trabajador Fabián de los Santos Salinas recordó que “los dueños tenían muchos adeudos, ya no tenían agua potable directa, compraban pipas, también había muchos adeudos de luz, le cortaron la energía eléctrica, por eso empezó a decaer mucho”.

Del despliegue policiaco del pasado jueves, Loyo Hidalgo acusó que “fue un operativo conjunto de los tres órdenes de gobierno, sin traer ninguna documentación ni orden de desalojo, desconociendo una huelga de más de seis años, trataron a los trabajadores como si fueran delincuentes, vinieron, saquearon y se fueron”.

Reprochó que el operativo policial fue realizado con el argumento de que el inmueble es utilizado por la delincuencia.

El representante sindical insistió en que hay una resolución de la Junta de Conciliación y Arbitraje, en la que se da el derecho a los trabajadores de permanecer y resguardar el inmueble, con la idea que un inversionista lo recupere.

Loyo Hidalgo sostuvo que “nos amenazaron con cerrar el inmueble, dicen que les pertenece, efectivamente hay una concesión federal que ya está vencida, lo que es la piedra, las rocas, pero el inmueble pertenece a los trabajadores”.

El dirigente sindical pidió ayuda para rescatar el acuario y las fuentes de trabajo.

Loyo Hidalgo criticó que “están violando el derecho de huelga de los trabajadores”, y adelantó que promoverá un amparo y una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por lo ocurrido el 11 de julio.

Recalcó que “no estoy de acuerdo que saquen a los compañeros y los dejen sin indemnización”, y explicó que permanecen en la huelga 10 trabajadores, de los cuales dos fallecieron, a quienes adeudan un millón 200 mil pesos.

Explicó que por ahora, el inmueble solo se ocupa para servicio de baños públicos, así como bodega, para que trabajadores tengan un sustento.