Desinterés en Tecpan por fabricar máscaras y toros de petate, lamenta artesano Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Desinterés en Tecpan por fabricar máscaras y toros de petate, lamenta artesano

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Jul 18, 2019

Herminio Rendón Avilés llama a las autoridades a crear talleres donde los jóvenes aprendan a preservar las tradiciones


Tecpan 17 de julio. El tono de Herminio Rendón Avilés fue de preocupación: “en Tecpan existe actualmente una crisis en cuanto al interés de las personas para aprender la fabricación de las máscaras y los toros de petate, que se usan durante la fiesta de San Bartolomé Apóstol”. El hombre de 71 años de edad es uno de los pocos fabricantes de esos objetos que hay en Tecpan.

Los jóvenes, abundó, no se interesan por aprender a hacer los toros y las máscaras, porque aseguran que la gente no paga bien por el trabajo que realizan y prefieren dedicar su atención a los juegos electrónicos o usar el celular, y, en consecuencia, cada vez son menos las personas que se dedican a esas actividades, la mayoría gente adulta.

En su pequeño taller, en el corredor frontal de su casa en la calle Aquiles Serdán, en la cabecera municipal, el artesano tiene acomodadas varias de las máscaras que ha fabricado: dos de mapaches, usadas en la danza del mapache; una de jaguar o tigre, que se usa en la danza del mismo nombre; así como una máscara de viejo y otra de la vieja, usadas en la danza del toro, que son tres de las siete danzas tradicionales de la fiesta de San Bartolo que se realiza el 24 de agosto de cada año.

Para quien también fuera presidente del Comité Organizador de la Fiesta de San Bartolomé en dos ocasiones, las autoridades del ayuntamiento tienen mucha responsabilidad en cuanto a que exista dicha crisis. “Los presidentes se rehúsan a invertir recursos para fomentar la cultura. La Dirección de Cultura no existe, no funciona. Si se invirtiera en crear talleres con maestros que enseñen a los niños y jóvenes a fabricar máscaras y toros de petate, esa crisis no existiría”, asentó.

Otros factores que, asegura, han afectado la realización de la fiesta patronal es la falta de devoción de la gente, la cual, dijo, era mayor años atrás, donde los pobladores participaban decididamente en las actividades, porque la misma población aportaba recursos económicos a quienes representaban a los personajes de las danzas y a quienes elaboraban las máscaras y los toros de petate; así como la crisis económica por la que atraviesa el país desde hace varias décadas, “porque los que hacen tanto los toros como las máscaras prefieren dedicar su tiempo a las labores en el campo u otras actividades donde ganan dinero para sostener a sus familias”.

Rendón Avilés llamó a las autoridades municipales para que apuesten por la creación de talleres en los que los instructores reciban un sueldo y enseñen a las nuevas generaciones tanto las danzas tradicionales como la elaboración de máscaras y toros, “lo que también podría representar una fuente de trabajo para las personas, porque sus creaciones pueden ser adquiridas por los turistas como recuerdo de la tradición tecpaneca dedicada a su santo patrón”, afirmó.