Toman periodistas las instalaciones utilizadas por los dirigentes del SNRP en Acapulco Foto: Especial

Toman periodistas las instalaciones utilizadas por los dirigentes del SNRP en Acapulco

Escrito por  Héctor Briseño Ago 26, 2019

El objetivo es devolver al inmueble el uso para el que fue adquirido, aseveran

Este edificio ya no va a ser de un sindicato que ni siquiera está registrado ante la STPS, dicen comunicadores


Periodistas encabezados por los comunicadores Divina Castro Flores y Omar Villegas, tomaron por sorpresa y de manera pacífica las instalaciones que durante casi tres décadas fueron utilizadas por dirigentes de la sección 25 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) en Acapulco, el viernes alrededor de medianoche, en el Callejón 4 de Enero del centro del puerto.

La inucitada rebelión se gestó días antes, en el proceso de renovación de la mesa directiva de la agrupación que utiliza las siglas del SNRP, luego de que tanto Divina Castro como Omar Villegas, fueran excluidos del mismo por cuestiones de género.  Castro Flores explicó que el objetivo es devolver al inmueble el uso para que lo que originalmente fue concebido, a través de un comodato del gobierno estatal, como casa de los periodistas, sin distingo de agrupación, a principios de los 80.  Los periodistas disidentes señalaron que al llegar al inmueble, encontraron que otros presuntos comunicadores sostenían una reunión en que estaban tomando bebidas alcohólicas, en específico whisky.

Acto seguido, con pintura blanca, Divina Castro tomó una brocha y empezó a borrar las siglas del SNRP del frente de la casa, ubicada a un costado de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco, ante los aplausos de otros comunicadores y reporteros que asistieron al sitio en apoyo a la medida, algunos más a cubrir la protesta.

Al mismo tiempo, Omar Villegas exclamaba: “¡A partir de ahora aquí vuelve a ser la casa de los periodistas!”.   Subrayó que “¡Este edificio ya no va a ser del SNRP, un sindicato que ni siquiera está registrado ante la Secretaría del trabajo y previsión social, es un sindicato patito!”.  Los flashazos relampaguearon una y otra vez en la pared blanca, mientras Divina Castro pasaba la brocha con pintura nueva una y otra vez.

Posteriormente, entre 12 y 2 de la mañana, se desencadenaron al menos dos batallas campales, difundidas ampliamente en redes sociales, protagonizadas por miembros del SNRP, quienes llegaron al lugar a defender lo que aseguran, por derecho les corresponde.

Entre insultos y reproches, integrantes del SNRP optaron por retirarse del sitio.