“Considerable”, la contaminación en la zona poniente por aguas residuales: Ecología Foto: Especial

“Considerable”, la contaminación en la zona poniente por aguas residuales: Ecología

Escrito por  Abigail Perezcano Sep 02, 2019

La solución son terrenos adaptados como humedales, señala Guadalupe Rivas

Las plantas tratadoras son costosas en su instalación y su mantenimiento, informa la funcionaria


La directora de Ecología municipal, Guadalupe Rivas Peréz, reconoció que hay un considerable problema de contaminación en la zona poniente de Acapulco, debido a las descargas de aguas residuales.

Señaló que las descargas provienen de unidades habitacionales ubicadas en esa zona, y que el problema no se resolverá con plantas tratadoras de aguas residuales, sino con terrenos que sean adaptados como humedales.

En entrevista, la funcionaria municipal enfatizó que las plantas tratadoras no son la solución al problema de las descargas de aguas negras hacia el mar y la laguna de Pie de la Cuesta, porque su instalación es muy costosa al igual que su mantenimiento.

“No es lo adecuado para esta zona las plantas de tratamiento, sino los terrenos para humedales para cada uno de los poblados. De esta forma se podrá sanear la parte baja, y así disminuir los altos grados de contaminación que actualmente hay por los vertimientos residuales”.

Añadió que el municipio ya solicitó un muestreo del agua del mar de Pie de la Cuesta y del río de Coyuca de Benítez, para conocer el grado de contaminación que hay en cada área.

Reiteró que los humedales son la acción más viable para combatir la contaminación. Sobre el costo que tendrían los humedales, dijo que no lo sabía porque todavía no sabe de qué tamaño serían los terrenos.

“La solución realmente por ser poblados pequeños los que se tienen de Pie de la Cuesta al municipio de Coyuca de Benítez, no es la construcción de una planta de tratamiento, porque es muy caro cuando ya se instala, lo que nosotros consideramos es que se requiere instalar humedades para sanear la parte baja”, enfatizó.