Reprocha ONG que no se aplique la Ley de Bienestar Animal contra las calandrias Foto: Especial

Reprocha ONG que no se aplique la Ley de Bienestar Animal contra las calandrias

Escrito por  Abigail Perezcano Sep 04, 2019

Corazones Ambientalistas de Acapulco reprueba el maltrato contra los caballos que jalan estos vehículos turísticos


La presidenta de la asociación Corazones Ambientalistas de Acapulco, Mónica Corazón Gordillo, condenó que continúe el maltrato contra los caballos que jalan las calandrias que circulan en el puerto.

Reprochó que el ayuntamiento de Acapulco no aplique la Ley de Bienestar Animal que prohíbe el uso de animales como medio de tracción en zonas pavimentadas.

Ayer circularon en redes sociales fotos de un caballo en estado de desnutrición que se encontraba en el canal ubicado por la avenida Farallón.

Supuestamente el equino había fallecido, pero después se levantó y se observó su grave estado de desnutrición. Usuarios de redes sociales condenaron el maltrato que sufren estos animales y que las autoridades no hagan nada al respecto.

En entrevista, la ambientalista Mónica Corazón señaló que el ayuntamiento, además de no respetar la Ley de Bienestar Animal, no aplica su propio reglamento de protección a los animales, ya que éste establece que el municipio debe contar con refugios para animales en situación de maltrato o abandono, y en Acapulco no los hay.

“Habría que preguntarnos qué hace el municipio cuando se supone que tiene que generar una serie de situaciones, entre ellas la protección de los animales. Desgraciadamente estamos en una época donde no existe la sensibilidad para los seres que no son humanos”, planteó.

“Hay una ley y hay un reglamento municipal que inclusive está obligado a tener albergues para recoger a los animales. Entonces habría que preguntarse qué hace el ayuntamiento cuando se lava las manos y de manera omisa quiere que otros organismos de otros niveles gubernamentales sean los que se encarguen de lo que les toca”, reclamó.

Aseveró que este tipo de hechos son reprobables, y que también son el reflejo de la crisis que existe dentro de la actividad turística del puerto, ya que en muchas ciudades las calandrias jaladas por caballos dejaron de circular desde hace varios años.

Añadió que estas situaciones no son recientes, que desde hace muchos años los propietarios de animales de carga los dejan morir cuando estos se enferman y ya no les sirven.

En ese sentido, señaló que el municipio también debe implementar acciones de concientización a los propietarios de los caballos para que tengan empatía hacia los equinos.