Imprimir esta página
Desde que fue fundado hace cuatro años, los alumnos del Telebachillerato de la comunidad de Santa María, en Tecpan, reciben clases debajo de árboles, en los corredores de casas, en la canchas de basquetbol o en ramadas improvisadas. Desde que fue fundado hace cuatro años, los alumnos del Telebachillerato de la comunidad de Santa María, en Tecpan, reciben clases debajo de árboles, en los corredores de casas, en la canchas de basquetbol o en ramadas improvisadas. Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Continúa sin clases una primaria de Tecpan, porque la directora se rehúsa a dejar el cargo

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Sep 11, 2019

Alumnos de telebachillerato cumplen cuatro años sin que les construyan su plantel

Delegación regional de la SEG está sin servicio de limpia desde hace varias semanas, acusa dirigente


Tecpan, 10 de septiembre. Maestros y padres de familia de la primaria Emiliano Zapata de la comunidad de San Luis San Pedro, Tecpan, informaron que las clases en esa escuela están detenidas desde el inicio del actual ciclo escolar, debido a que la directora Blanca Serrano Ayvar se rehúsa a dejar el cargo, por lo que pidieron a las autoridades de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), hagan efectivo el movimiento de la maestra para que las clases se reanuden.

Los docentes y tutores manifestaron su inconformidad mediante un comunicado en el que cuentan el desarrollo del conflicto interno.

En el texto sostienen que la directora cometió varias irregularidades en el manejo de los recursos económicos de los programas que el gobierno federal envió al plantel, mismos que fueron denunciados por un grupo de 10 profesores que son los que mantienen el conflicto interno con la directora.

El problema originó que el grupo de docentes tomará la delegación regional de los Servicios Educativos para exigir la salida de la directora, y en respuesta, ese mismo día por la tarde, un grupo de padres bloqueó la vía federal a Zihuatanejo, para demandar la salida de los profesores.

Para solucionar las dos manifestaciones las autoridades acordaron, primero, cesar a los 10 docentes, pero revelaron al día siguiente al ordenar la salida de la directora, después de reunirse con líderes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg).

En el escrito, los inconformes aseguran que la directora se niega a dejar la escuela a pesar de que recibió de nueva cuenta un documento en el que las autoridades reiteran su cambio a otra institución educativa, lo que hasta hoy mantiene a la escuela sin clases.

Los manifestantes, que entregaban el documento afuera de la delegación regional, exigen a las autoridades que hagan valer su resolución con el fin de que las clases se reanuden las labores en la escuela, “lo que ha generado que varios padres optaran por cambiar a sus hijos a otras instituciones educativas porque nada más no ven solución al conflicto. Ya basta de la omisión de las autoridades, ya basta de engañar a los padres de familia, ya basta de afectar el ciclo escolar de los niños, ya basta de escudarse en el pueblo, ya basta de afectar a la región económicamente con bloqueos carreteros; la resolución que tomaron las autoridades debe respetarse, no podemos seguir con la anarquía por intereses mezquinos individuales”, finaliza el comunicado.

Sin servicio de limpia la delegación de la SEG

En otro tema, la delegada sindical de los trabajadores de la delegación de los Servicios Educativos en Costa Grande, María del Refugio Sánchez Ramírez, informó que debido a que la empresa Silimpa, SA de CV debe cuatro quincenas a los trabajadores de intendencia en ese lugar, el inmueble se encuentra sucio y en malas condiciones.

Los problemas de higiene son más graves en los sanitarios, los cuales llevan varias semanas sucias porque los empleados se niegan a trabajar hasta que la empresa que los contrató les pague lo que les debe, abundó.

Durante un recorrido por el edificio se pudo ver basura acumulada en bolsas negras en un rincón de la oficina regional, los sanitarios sucios y sin agua, lo que amenaza con convertirse en foco de infección tanto para los que laboran en la delegación como para los profesores y la gente que acude al inmueble a efectuar trámites, alertó la representante sindical.

Agregó que los mismos trabajadores, al menos dos veces por semana, limpian por su cuenta sus oficinas, debido a la necesidad que tienen de hacer sus labores en lugares aseados.

Dijo que los trabajadores acordaron pedir al responsable de la administración  y las finanzas de la delegación regional que presione a la empresa para que le pague los salarios pendientes a sus empleados en la delegación regional antes del próximo 15 de septiembre, o de lo contrario iniciarán un paro laboral en protesta por las condiciones precarias en las que se encuentra el inmueble, “lo que limita hacer nuestro trabajo”, aseguró la delegada sindical.

Sin plantel desde hace cuatro años un telebachillerato

Desde que fue fundado hace cuatro años, los alumnos del telebachillerato de la comunidad de Santa María, en Tecpan, reciben clases debajo de árboles, en los corredores de casas, en la cancha de basquetbol o en ramadas improvisadas, debido a que las autoridades educativas se niegan a construir al menos un aula, aún y cuando los pobladores cuentan con un terreno para que se edifique el inmueble.

Desde hace cuatro años, tanto los directivos como las autoridades del pueblo y del ejido enviaron solicitudes a la Secretaría de Educación Pública (SEP), a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y a los ayuntamientos en turno para la construcción de tres aulas sin que hasta el momento ninguna autoridad atienda sus peticiones, indicó Esther Castro Bueno, directora de la escuela.

Abundó que las solicitudes entregadas van complementadas con la donación de un terreno de hectárea y media que los pobladores acordaron para que ahí se construya el plantel.

En entrevista, dijo que para los maestros es penoso molestar continuamente a los vecinos de la localidad para pedir la autorización de usar sus casas, patios o corredores para dar clases a los alumnos, “todo por cumplir con el compromiso que tenemos con la educación de los jóvenes, los cuales han mostrado mucho interés por seguir con sus estudios de nivel medio superior en la localidad para mejorar su aprendizaje y con ello su nivel de vida”, apuntó.

Los padres de familia, agregó, están contentos con la escuela porque sus hijos no tienen que trasladarse a la cabecera municipal a seguir con sus estudios, y eso les abre las puertas para cursar niveles superiores y una carrera profesional, en vez de no tener otra opción que dedicarse al campo o a la agricultura como la mayoría de los hombres del pueblo.

Por su parte, Andia Zamacona Rosas, alumna de tercer grado, manifestó que la suya será la segunda generación que egrese del Telecbachillerato sin contar con aulas, por lo que pidió a las autoridades de los tres niveles de gobierno rectifiquen y atiendan las peticiones de los directivos de la escuela para que las futuras generaciones cuenten con mejores condiciones de estudio y no sean víctimas de las inclemencias del tiempo.