Hombres tigre ofrecen sus bastones de masúchil al santo patrono de Olinalá Foto: Salvador Cisneros Silva

Hombres tigre ofrecen sus bastones de masúchil al santo patrono de Olinalá

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Oct 04, 2019

La tradición es para dar gracias por las cosechas de chile


Olinalá, 3 de octubre. Hombres tigre salieron a las calles con su bastón de masúchil, hecho con chile y flores de perico, para recolectar collares de cempasúchil y ofrecerlo al santo patrón de la cabecera municipal de Olinalá, San Francisco de Asís; la tradición es la ofrenda que los campesinos nahuas de la zona dan gracias a su deidad por las cosechas de chile.

La tradición es parte de la cosmovisión de los campesinos nahuas y mestizos del municipio de Olinalá que se dedican a la siembra de diferentes tipos de chile y que es comerciado dentro y fuera del municipio y del estado.

Cuando llega la fecha de celebrar la fiesta patronal San Francisco de Asís, los campesinos efectúan diferentes tipos de ofrendas para dar gracias a la imagen religiosa que se encuentra en la iglesia principal del municipio.

Simbolismo sincrético

La imagen es adornada con flores de pericón y diferentes tipos de chile que se produce en los campos de las comunidades. La iglesia también es adornada con flores y el fruto de las plantas de chile que ha brindado sustento económico a las familias del municipio.

Otro símbolo de la fiesta es el tigre con su máscara única que hacen las manos mágicas de los artesanos olinaltecos que se han distinguido mundialmente por las cajitas y la laca de Olinalá.

Estos tigres acompañan la procesión que hacen los pobladores con la imagen del santo patrón San Francisco de Asís por las principales calles del municipio; estos portan un bastón de masúchil adornado con flores de pericón y chiles.

Bailan al ritmo de las bandas de chile frito que acompañan los diferentes grupos de los barrios y comunidades que bailan al compás de la nota. La caminata se mezcla entre una fiesta religiosa y algo popular.

Cada tigre tiene una manda y para que esta manda se cumpla, hay que recolectar el mayor numero de collares de flor de cempasúchil que las personas cuelgan a los felinos cuando los ven pasar, ellos escogen al tigre que alegra más la fiesta.

Todos los collares son ofrecidos por los hombres tigre al santo patrón una vez que culmina la procesión, después le sigue el baile y la bebida en la cancha municipal.

Cada familia o grupo proveniente de las comunidades de Olinalá o de otro municipio y que siembran chile, tienen la costumbre de pagar la promesa cada año al santo patrón de la comunidad, los mejores frutos servirán para que el siguiente año la cosecha sea igual o mejor que del presente año.