Propaeg es responsable de que se respete la Ley de Aprovechamiento de Residuos Foto: Especial

Propaeg es responsable de que se respete la Ley de Aprovechamiento de Residuos

Escrito por  Patricia Rumbo Oct 04, 2019

Los comercios deben cumplir o se les sancionará: Semaren


La Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerreo (Propaeg) será responsable de vigilar a los establecimientos y aplicar multas por incumplir las reformas hechas a la Ley de Aprovechamiento y Gestión Integral de los Residuos, que prohíben el uso de bolsas de plástico y la entrega al consumidor de envases poliestireno expandido, popotes, cucharas y vasos, que este jueves entraron en vigor, informó el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) del estado, Arturo Álvarez Angli, después de que se difundió que no existe una reglamentación secundaria para su ejecución.

En entrevista este jueves, Álvarez Angli comunicó que a partir de este 3 de octubre quedó prohibido proporcionar a título gratuito u oneroso, cualquier tipo de artículo plástico de un solo uso.

El 2 de abril de este año se publicó en el Periódico Oficial, el decreto número 220 por el que se adiciona el artículo 49 y se deroga el segundo párrafo al artículo 49 de la Ley Número 593, conocida como Cero Plástico.

Dijo que después de seis meses de gracia, con la vigencia decretada, los comercios deben cumplir con las reformas o de lo contrario se les penará con sanciones administrativas y económicas.

Arturo Álvarez, indicó que Propaeg es responsable de que se cumpla esta ley, sin mencionar los montos que se cobrarán.

Precisó que corresponde únicamente al estado la aplicación, no a los ayuntamientos, porque no hay una instancia que los vigile.

Explicó que la Propaeg entregará las sanciones, para que después la Secretaría de Finanzas y Administración del estado realice los cobros a los comercios que trasgredan la ley.

El funcionario dijo que este procedimiento no se modifica, continúa aplicándose el reglamento que existe, porque los cambios se hicieron en las sanciones por la prohibición, no en la sistematización.

Insistió en la participación ciudadana para consolidar el cuidado del planeta y revertir el cambio climático.

El mandato contempla a las entidades gubernamentales municipales y estatales, los establecimientos comerciales y de servicio, locales y trasnacionales, y los puestos semifijos de las calles que operan en la entidad.

Grupos ambientalistas consideraron que la acción legal generará cambios en los hábitos de consumo de las comunidades, pero que lo más importante es que todos los gobiernos y las organizaciones internacionales trabajen en la prohibición de la enorme producción de plástico que capitalizan las corporaciones más poderosas del planeta.