Hospital general de Chilpancingo opera sin electricidad desde hace seis días, denuncian Foto: Especial

Hospital general de Chilpancingo opera sin electricidad desde hace seis días, denuncian

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Oct 04, 2019

Han tenido que subrogar varios servicios a nosocomios privados o en otras ciudades

Está funcionando con una planta de emergencia, que podría colapsar en cualquier momento, señalan


Chilpancingo, 3 de octubre. Trabajadores del hospital general Doctor Raymundo Abarca Alarcón denunciaron que desde hace por lo menos 6 días, este nosocomio está trabajando sin energía eléctrica, por lo que se está laborando con una planta de emergencia, la cual en cualquier momento podría colapsar.

Señalan que la falta de energía se debe a los daños sufridos en un transformador, los cuales fueron ocasionados por las lluvias que dejó a su paso la tormenta tropical Narda.

La secretaria de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Beatriz Vélez Núñez, explicó que casi de manera inmediata a los daños del equipo eléctrico se puso a trabajar una planta de emergencia, la cual hasta el momento ha mantenido la energía en el hospital.

Pero a pesar de esto, la energía que la planta produce es insuficiente para que los equipos funcionen, como lo son los que se utilizan para el ultrasonido y la mastografía, además de otros aparatos que necesitan una gran cantidad de energía eléctrica. “El hospital se mantiene abierto y trabajando, sólo se han suspendido las cirugías programadas, las urgencias y todos los demás servicios se prestan de manera regular”, dijo.

También explicó que hay servicios que el hospital no puede dar por la falta de la energía eléctrica, por lo que han tenido que subrogar a algunos pacientes a hospitales privados o a otros hospitales generales, donde si tengan la infraestructura funcional, como en Acapulco, Chilapa o Iguala.

Indicó que el personal de la Comisión Federal de Electricidad  ya ha revisado la falla, pero su capacidad de atención a este problema es sobrepasada, dado que el transformador dañado es especializado para hospitales y las piezas requeridas para la reparación no se encuentran en el país. Por lo que ya se ha contactado a la empresa que instaló este sistema de energía eléctrica y se han mandado a traer las piezas desde los Estados Unidos, por lo que espera que en pocos días se normalice y regularice el trabajo en el nosocomio.

Por otro lado, el personal médico que trabaja en este lugar señaló que las condiciones en las que se está trabajando son críticas, ya que no se tiene la capacidad de atención para enfermedades leves, esto derivado de la falta de energía eléctrica, siendo que la que está siendo suministrada por la planta de emergencia no alcanza más que para mantener los focos prendidos. “Imaginen como podemos atender un paciente al que no podemos hacerle ni siquiera pruebas de laboratorio”, comentó un médico del hospital que pidió reservar su nombre por las represalias.

Declaró que por el momento, el servicio que pueden ofrecer es igual al de una casa de salud rural, donde los médicos sólo valoran lo que escuchan con el estetoscopio y los síntomas que el paciente refiera pero “no se pueden confirmar con los estudios”.

Asimismo, explicó que la falla en el sistema de energía eléctrica, no se dio por la tormenta Narda, sino por la desatención que hay por parte del gobierno. Siendo que este equipo, el cual es complejo para repararlo, nunca ha recibido el mantenimiento necesario para su buen funcionamiento. Recordó que este sistema fue instalado durante el sexenio del gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, es decir, hace más de diez años.

Lamentó que la infraestructura del hospital sea tan frágil y que una lluvia les genere tantos problemas, “los hospitales son edificaciones de muy alta especificación que deben tener capacidad para soportar huracanes y terremotos y la lluvia del sábado no fue tan intensa como para causar un daño de tal magnitud, lo que pasó fue que el equipo no se ha revisado nunca”.

Señaló que no solo es el suministro de energía eléctrica el que se encuentra en estas condiciones, sino que todo el equipo que hay en el nosocomio se encuentra en las mismas o peores condiciones, además de que nunca le hacen las bitácoras programadas para revisar el estado en que se encuentran.

Finalmente dijo que la planta de emergencia es un equipo que en cualquier momento puede fallar porque su funcionamiento es similar al de un auto, opera con diésel y puede tener fallas.