Dependerá del PRD si pasa el matrimonio igualitario Foto: Especial

Dependerá del PRD si pasa el matrimonio igualitario

Escrito por  Patricia Rumbo Oct 15, 2019

Se subirá de nuevo al Pleno: Moisés Reyes


El diputado Moisés Reyes Sandoval dijo que la aprobación del matrimonio igualitario en Guerrero dependerá de la votación de la fracción del PRD la siguiente semana en el Congreso.

La propuesta de reforma a los artículos 351, 412, 430, 435 y 436 del Código Civil de Guerrero, para legalizar esta unión, fue rechazada por la Comisión de Justicia después de casi un año de estar en la congeladora, y se subirá al pleno nuevamente para ser votada por los 46 congresistas en los siguientes días.

Reyes Sandoval explicó que luego de que los legisladores conservadores Omar Jalil Flores, del PRI, y Guadalupe González, del PAN, y el independiente Servando de Jesús Salgado, se opusieron a dar paso a este derecho a la comunidad LGBTTTIQ, ahora la decisión está en manos de los perredistas.

“Si el PRD no se desdice, estaremos aprobando la ley, el dirigente de la diversidad sexual de este partido dijo que es parte de la agenda nacional y un compromiso para ellos, esperamos que voten con nosotros a favor de los derechos humanos de los y las guerrerenses, este es un llamado a todos mis compañeros”.

La presidenta del Frente de la Diversidad Sexual (Frediver), Alejandra Gasca Luna, declaró que las iglesias y organizaciones sociales que quieren impedir que las personas con otras preferencias sexuales tengan garantías como las de los heterosexuales “deben separar lo jurídico y lo religioso”.

Indicó que el temor a que también se les permita adoptar posteriormente, es equivocado porque “el 95 por ciento de esta población no desea adoptar”.

Señaló que, si hubiera esa voluntad, los aspirantes tendrían que pasar los filtros legales que los calificarían como “aptos psicológicamente, físicamente y económicamente para criar en un ambiente sano a los hijos”.

Citó que la corrupción, violación y pedofilia, está presente entre las personas, parejas, familias, comunidades y grupos religiosos de heterosexuales “no somos corruptores de menores automáticamente por ser homosexual”.