Urge arzobispo de Acapulco a la población a cuidarse ante el alza en casos de diabetes Foto: La Jornada Guerrero

Urge arzobispo de Acapulco a la población a cuidarse ante el alza en casos de diabetes

Escrito por  Héctor Briseño Nov 11, 2019

“Aumento en la incidencia causa que se convierta en un problema de salud pública”

Resaltó la importancia de llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio y evitar una vida sendentaria


El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, urgió a la población tomar mayores cuidados ante el aumento en los índices de personas que padecen diabetes en el país.

Subrayó la importancia de que todas las personas tengan acceso a servicios de salud, lo cual es un derecho, pero también conlleva la obligación de que cada persona cuide de su propia salud.

Mencionó que “en la diabetes aparece muy clara la necesidad de que se den los dos aspectos: sí poder acceder a los cuidados necesarios, pero igualmente importante, ser responsables de cuidar nuestra salud”.

En el contexto del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el próximo 14 de noviembre, González González, subrayó que “nos damos cuenta de lo mucho que ha aumentado el número de personas con esta enfermedad, no porque conozcamos cifras, sino porque las tenemos muy cerca: en nuestra familia, entre nuestros amigos y conocidos, en las personas con quienes nos encontramos”.

En la conferencia de prensa dominical, el arzobispo de Acapulco recalcó que un estilo de vida saludable, en la alimentación y en el ejercicio, contribuye a la prevención de esta enfermedad.

Recordó el lema del Día Mundial de la Diabetes, al indicar que “la prevención, la detección temprana, y el cuidado de mi diabetes también incumbe a mi familia”.

Planteó la importancia de llevar una dieta balanceada, a base de frutas, verduras, panes, cereales, leche y sus derivados, carnes y pescado.

González González sostuvo que “no es cuestión de economía. Una dieta sana requiere menos dinero que comprar comida chatarra”.

Alertó que algunos factores de riesgo como son el sedentarismo, tabaquismo y el consumo de alcohol, representan factores de riesgo.

El arzobispo de Acapulco recomendó evitar una vida sedentaria, caminar cuatro veces a la semana durante al menos 30 minutos, practicar un deporte.

Expresó que las principales señales de alerta son micción frecuente, pérdida de peso, falta de energía, y sed excesiva.

En marzo pasado, con motivo de la organización del congreso nacional de diabetes en Acapulco, especialistas advirtieron que el crecimiento de esta enfermedad ha ocasionado que se convierta en un problema de salud pública, y a su vez, en una emergencia financiera.

Médicos señalaron que siete de cada 10 mexicanos padecen obesidad, y México es el primer lugar mundial en obesidad infantil. Mientras que la obesidad desarrolla diabetes en mediano y largo plazo en la mayoría de los casos.

La Organización Mundial de la Salud calcula que de 2010 a 2050, aumentará 51 por ciento la prevalencia de diabetes en el mundo, y México es de los países que avanza más rápido en este renglón.

En el caso de Guerrero, autoridades del sector salud señalaron que en los últimos cinco años, se han detectado por arriba de 12 y 13 mil casos nuevos de diabetes en personas de 20 años y más, quienes padecen diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 afecta a la población por descuido, por falta de hábitos alimenticios, falta de activación física, el sobrepeso y la obesidad.