El periodismo en Guerrero enfrenta la crisis económica y la inseguridad: Ramírez Bravo Foto: Raúl Aguirre

El periodismo en Guerrero enfrenta la crisis económica y la inseguridad: Ramírez Bravo

Escrito por  Héctor Briseño Nov 13, 2019

Los medios impresos luchan contra la peligrosa tendencia a desaparecer, dice el periodista en la Semana de la Comunicación, Educación y Cultura de la UAGro


Actualmente el periodismo de Guerrero enfrenta el problema de la crisis económica y la inseguridad, así como la desaparición de los medios tradicionales, señaló el periodista y escritor Roberto Ramírez Bravo, durante su participación en la Semana de la Comunicación, Educación y Cultura, efectuada en el contexto del 39 aniversario de la carrera de Sociología de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), y noveno aniversario de la Escuela Superior de Sociología.

Ramírez Bravo consideró que puede haber redes sociales, medios de comunicación, pero sin periodistas no hay noticia.

Enfatizó que “es válido indicar que sin periodismo no hay democracia, pues se requiere información para tomar decisiones. Es el periodista quien cumple la función de generar esa información”.

Sin embargo, advirtió que el país atraviesa una situación inédita con la crisis heredada de gobiernos anteriores, y con la llegada al poder de la Izquierda mexicana, ante lo cual, periodistas no escapan a este contexto.

Ramírez Bravo señaló que los periodistas son vulnerables no sólo en el empleo, sino en cuestiones de seguridad, sobre todo a partir del sexenio del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, cuando inició la llamada guerra contra el narcotráfico.

El periodista y reportero con experiencia de más de 36 años en diferentes medios periodísticos, reflexionó que se ha generado un círculo vicioso difícil de romper. Advirtió que “el periodismo se ve amenazado, es difícil conseguir reporteros, son mal pagados, además del tema de la seguridad, en una actividad que de por sí existen riesgos naturales, aunado al contexto, un escenario de desempleo”.

Ramírez Bravo recordó que el estado de Guerrero es de los más pobres, inseguros y atrasados socialmente.

Ante esta coyuntura, hay medios que han cerrado sus puertas, otros están a punto de hacerlo; y muchos de ellos recurren a figuras legales para no pagar prestaciones.

Subrayó que “el tema económico es el más visible, si no hay economía no se puede generar periodismo con independencia”, lo cual, aseveró, contrasta con la visión romántica del periodismo. Mencionó que “los medios impresos enfrentan la peligrosa tendencia a desaparecer, los lectores han dejado de adquirir ejemplares, la publicidad ha caído”.

Pero crisis es oportunidad, puntualizó Ramírez Bravo, quien alertó que la tecnología ha cambiado panorama, pues las noticias ahora se buscan en redes sociales.

Resaltó que el Internet se ha convertido en un nicho, y destacó nuevos emprendimientos que en los últimos cinco años han proliferado, como el caso de Amapola, La Plaza, la Revista Trinchera, ADN Cultura y Códice 21, y algunos son ejemplo de proyectos de periodistas desterrados de grandes empresas.

Manifestó que “se trata de pequeñas empresas, muchas veces individuales, no tienen pérdidas porque en realidad no tienen nada. No tienen limitantes de los medios grandes, no tienen que pagar impresión de periódico, son plantillas pequeñas. Pueden utilizar texto, videos, audios, infografías, encuestas, sin elevar costos. No tienen carga pesada”.

Insistió que “la prensa en Guerrero enfrenta un momento muy importante, la crisis de grandes empresas, pero ante la oportunidad que representa lo virtual”.