Protestan en el aeropuerto contra Volaris por cancelar un vuelo a Guadalajara Foto: Raúl Aguirre

Protestan en el aeropuerto contra Volaris por cancelar un vuelo a Guadalajara

Escrito por  Abigail Perezcano Nov 19, 2019

Había mal tiempo en la capital de Jalisco, justifica la aerolínea

No hubo aviso previo; nos dicen que esperemos hasta el jueves, se quejan pasajeros varados


Pasajeros se manifestaron en el Aeropuerto Internacional de Acapulco por la cancelación de un vuelo de la aerolínea Volaris con destino a Guadalajara, Jalisco.

El vuelo estaba programado para las 12 de la tarde de ayer, pero según los inconformes, les dijeron como a las 11 de la mañana que se canceló porque había mal tiempo en la ciudad de Guadalajara.

Sin embargo, los pasajeros manifestaron que sus familiares les dijeron que el aeropuerto de esa ciudad sí estaba funcionando desde las 10 de la mañana, y que estaban llegando vuelos de la Ciudad de México.

Alrededor del mediodía de ayer, los afectados protestaron muy molestos en el aeropuerto y exigieron solución a la recepcionista de la aerolínea.

Denunciaron que la aerolínea se negaba a devolverles el dinero de su boleto que era de aproximadamente 3 mil 500 por persona.

La señora Josefa Guzmán dijo que la solución que les daban era esperar al jueves el próximo vuelo a Guadalajara, pero se quejó de que tendrían que pagar hospedaje y comidas, y además dijo que tenían compromisos que cumplir.

Reprochó que el vuelo fue cancelado sin previo aviso de Volaris; “se canceló el vuelo y es toda la explicación que nos dan, y a nuestros correos no nos mandaron ninguna notificación”.

Esto sucede siempre con esta compañía, dicen inconformes

Otros pasajeros manifestaron que esta no es la primera vez que les ocurre algo similar con esta aerolínea. “Volaris siempre hacen lo mismo, no nos dan hotel ni solución... no es justo que digan que hasta el jueves, esto sucede siempre con Volaris, dicen que por el mal clima de Guadalajara; pero están llegando los vuelos de la Ciudad de México”.

Los pasajeros, muchos de ellos adultos mayores, exigieron hablar con el supervisor de la aerolínea y también la intervención de Profeco, pero ninguna autoridad de esa dependencia se hizo presente.