Marcha Fougro; demanda la presentación con vida de dos activistas desaparecidos Foto: Rubén Vázquez Santiago

Marcha Fougro; demanda la presentación con vida de dos activistas desaparecidos

Escrito por  Héctor Briseño Nov 25, 2019

Exige esclarecer el asesinato del líder transportista Juan Mendoza Tapia y su esposa

Son tres años que no tenemos noticias de Ramiro Galindo y César Suárez, señala dirigente


Integrantes de Frente de Organizaciones Unidas del estado de Guerrero (Fougro), marcharon para exigir la presentación con vida de dos activistas desaparecidos el 24 de noviembre de 2016, así como el esclarecimiento del asesinato del dirigente transportista Juan Mendoza Tapia y su esposa, quienes acompañaban a los activistas al momento de su desaparición.

Los activistas desaparecidos hace tres años son Ramiro Galindo Salomé y César Suárez Cisneros.

César Suárez Martínez, coordinador del Fougro, expresó que “desafortunadamente ya son tres años que no tenemos noticias de nuestros compañeros, y tres años también de no tener indicios de quienes son los asesinos de Juan Mendoza Tapia y su esposa”.

Indicó que en la caminata realizada sobre el bulevar de las Naciones, en la zona Diamante, desde la glorieta de Puerto Marqués hasta la oficina de Promotora Turística, también participaron miembros de la Organización social democrática del estado de Guerrero, y la Organización de mujeres y grupos vulnerables.

Suárez Martínez señaló que previamente hablaron con el asesor del gobernador, César Flores Maldonado, asimismo, sostuvieron un encuentro con el fiscal estatal, Jorge Zuriel de los Santos Barrila.

Suárez Martínez detalló que “la semana pasada informamos que íbamos a hacer esta movilización, para que el fiscal ya nos trajera una respuesta, si es que la hay”.

Mencionó que “el fiscal nos atiende, nos da la atención, pero no nos informa nada, solamente que la investigación está estancada y no avanza en nada”.

El dirigente del Fougro señaló que “los cuerpos de los dos compañeros no aparecen. Nosotros como familiares esperanzados, queremos que todavía sigan vivos, aunque en el fondo sabemos lo que les pasó en realidad, pero mientras nosotros no veamos su cadáver, pues seguimos pensando que están vivos”.

Manifestó que “pedimos a las autoridades que se pongan a hacer su trabajo, esto no debería de pasar, cómo es posible que tantos asesinatos políticos que se han dado en Guerrero, tantas desapariciones de luchadores sociales, sin embargo, ninguno caso ha sido resuelto”, y cito los casos de Rocío Mesino, Ranferi Hernández, Luis Olivares, y los 43 normalistas de Ayotzinapa.