Halla colectivo ocho osamentas y partes diversas en fosas ubicadas en Chichihualco Foto: Dassaev Téllez Adame

Halla colectivo ocho osamentas y partes diversas en fosas ubicadas en Chichihualco

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Dic 05, 2019

Reprochan el poco apoyo de las fuerzas de seguridad para desempeñar su trabajo

Integrantes de la asociación civil consideran fructífera su búsqueda de desaparecidos en ese municipio


Chilpancingo, 4 de diciembre. Miembros del Colectivo de Víctimas de Desaparecidos Buscando Cuerpos AC, el cual ha buscado personas desaparecidas en casi todo el país, luego de cuatro días de búsqueda en el municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), señalan que ha sido fructífero su trabajo, dado que han hallado ocho osamentas completas y restos de cráneos y otras partes del cuerpo, los cuales corresponden a otros tres cuerpos.

Esto a pesar de que han recibido llamadas extrañas y amenazas de muerte, cosa que no les ha impedido hacer su búsqueda, ya que dicen: “amenazas recibimos en todos lados, existe el miedo de que nos hagan algo o nos maten dado que no contamos con la seguridad necesaria para nuestro resguardo, además de que los que nos resguardan tienen que hacer labores de rescate cuerpos y quedamos aún más vulnerables”.

Este miércoles, contaron con el apoyo de una máquina para escarbar en un barranco, en los límites de los municipios de Eduardo Neri y Leonardo Bravo, donde les informaron que habían tirado al menos 20 cuerpos y posteriormente los cubrieron con tierra y grava.

Señalaron que la búsqueda continuará en esta zona por lo menos hasta el domingo.

La representante de este colectivo, Margarita López Pérez dijo que la búsqueda durará ocho días, culminando el próximo domingo 8 de diciembre, esperando encontrar lo que se les informó que había en este punto.

Señaló que hasta el momento la búsqueda ha sido productiva, dado que han encontrado al menos 11 osamentas en cuatro puntos, donde incluso, algunos eran recientes y se tiene conocimiento de quienes son; “unos son abarroteros desaparecidos de Iguala, quienes fueron ejecutados en este lugar, al parecer fueron levantados en Chichihualco”, indicó.

Los hallazgos se dieron en diversas fosas clandestinas, donde se encontraron ocho cuerpos completos y diversos fragmentos de cráneo de al menos tres personas.

“Esta búsqueda es de las más peligrosas que hemos hecho, porque traemos muy poca fuerza, oficialmente traemos 40 elementos de la Policía Federal, pero en realidad son menos (en el lugar solo se alcanzaron a apreciar cerca de 20 efectivos de esta corporación), quienes están asignados a la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNBP), que están capacitados para búsqueda y fueron seleccionados para apoyarlos”, puntualizó.

Explicó que del Ejército se les notifico que contarían con otros 40 soldados, pero en realidad solo llegó una camioneta con 6 miembros del 50 Batallón de Infantería, “inicialmente nos decían que venían entre 12 y 14 elementos”.

En cuanto a la Policía Estatal, en los primeros tres días de búsqueda no habían ofrecido ningún tipo de acompañamiento, este miércoles sólo llegó una camioneta con seis agentes.

“Es de las más peligrosas, porque hemos entrado a lugares inhóspitos, donde sabemos la situación que prevalece ahí, el Semefo tarda muchísimo en dar con los lugares, porque en realidad si está muy complicada la llegada”, declaró.

Recordó que se le ha solicitado a la Policía Federal que se les proporcionara más seguridad, sin tener respuesta, dado que los agentes con los que viajan, al contar con la capacitación para búsqueda, dejan de ofrecer el resguardo para hacer las labores de búsqueda y rescate, quedando aún más vulnerables a algún ataque o emboscada; además de que les han estado disminuyendo sus salarios y no les ofrecen los incentivos correspondientes, lo que los está obligando a renunciar a su trabajo, “convirtiéndose en un caldo de cultivo muy grande para la delincuencia organizada, porque cuentan con una capacitación muy grande”.

La señora Margarita López responsabilizó al gobierno federal de cualquier cosa que pudiera pasarle a algún miembro de la organización o del personal de resguardo que los acompaña, de lo que pudiera pasarles, dado que las condiciones de seguridad cada vez son menos. “En todos los lugares que hemos estados, recibimos amenazas de muerte, hasta de las autoridades que están en esos lugares, este municipio no ha sido la excepción, en otras ocasiones hemos entrado con un poco más de tranquilidad por que traemos suficiente fuerza (refiriéndose al resguardo policiaco y militar) … como dicen los muchachos ‘o cargan la virgen o truenan los cuetes’, porque hacen la función de búsqueda, para lo que fueron capacitados, o nos cuidan”, puntualizó.

Desde 2012, este colectivo ha rastreado toda la región Norte y la zona de la Sierra del estado, hasta los límites con el estado de Michoacán, logrando recuperar cerca de 300 cuerpos y entregando casi 30 a sus familiares.

Además de que durante sus búsquedas les han incinerado algunos cuerpos que no lograron rescatar en búsquedas anteriores.

Antes de finalizar cuestionó, “¿dónde está el presupuesto? El recurso que se le asignó a la Comisión Nacional de Búsqueda, justamente para que se les dote del material y equipo necesario para la búsqueda de cuerpos”.

También lamentó que la CNBP no participe en estos trabajos, dado que solamente mandan a una persona para tomarse la foto, pero este colectivo se coordina con la Fiscalía General de la República para poder hacer estas jornadas de búsqueda; además de que hasta este miércoles el gobierno estatal ofreció el acompañamiento, con policías del estado para el resguardo, pero sólo fueron seis efectivos.