Serán dados de baja más de 540 empleados del ayuntamiento de Acapulco, dice síndico Foto: Especial

Serán dados de baja más de 540 empleados del ayuntamiento de Acapulco, dice síndico

Escrito por  Abigail Perezcano Ene 09, 2020

Ayuntamiento debe pedir prestados 200 mdp para liquidarlos, informa regidor

Detalla que serán liquidados conforme a la ley; respetarán 540 unidades administrativas solamente


El síndico administrativo Javier Solorio Almazán dio a conocer que serán dados de baja más de 500 trabajadores del ayuntamiento de Acapulco, como parte de la reingeniería administrativa que iniciará el gobierno municipal.

Explicó que el ayuntamiento tiene en total 805 unidades administrativas, es decir secretarías, subsecretarías, jefaturas y direcciones, de las cuales se pretenden desaparecer 265, y dejar sólo 540 unidades administrativas.

En conferencia de prensa, detalló que al desaparecer esos 265 puestos de confianza serían dados de baja y liquidados conforme a la ley por lo menos el doble de trabajadores, es decir 530 empleados de lista de raya y supernumerarios.

Añadió que la actual administración recibió al ayuntamiento con jefaturas de hasta 60 trabajadores, tanto basificados como supernumerarios y de lista de raya.

“Cuando menos van a ser el doble (de trabajadores dados de baja) de las unidades administrativas... el municipio cuenta con alrededor de 805 unidades administrativas y lo que se pretende es que bajen a 540 unidades administrativas. Entonces son 265 unidades menos las que se tienen proyectadas disminuir, porque he visto en los medios que están poniendo 265 trabajadores y no, son 265 unidades administrativas, en realidad van a ser más trabajadores los que se pretende que se van a dar de baja”

Solorio Almazán agregó que como parte de la reingeniería también se van a disminuir los sueldos de los cargos más altos y se van a incrementar los de abajo. Comentó que lo que se pretende con este programa es dejar un ayuntamiento saneado y evitar las malas prácticas de anteriores administraciones.

“Tenemos que cambiar la forma de hacer política en Acapulco, porque en años previos los alcaldes llegaban con muchos compromisos para poner a sus amigos, a su equipo de trabajo y entonces el ayuntamiento se convertía en una agencia de colocación de trabajo y lo más perverso que luego llegaban, estaban dos tres años y eran basificados”.

Reconoció que va a ser difícil la implementación de este proyecto porque va a haber mucha resistencia e inconformidad por parte de los sindicatos e incluso exalcaldes; “cuando se empiecen a tocar intereses de expresidentes municipales que dejaron ejércitos de trabajadores en el ayuntamiento obviamente va a haber manifestaciones”.

Al preguntarle cómo se conseguirán los recursos para liquidar a los trabajadores que van a ser dados de baja, respondió que la alcaldesa Adela Román Ocampo ya ha solicitado el apoyo del secretario de Hacienda y Crédito Público para llevar a cabo este proyecto.

Mencionó que, además de las liquidaciones de trabajadores también se contemplarán algunas jubilaciones, entre ellas las de 80 policías municipales que ya están incapacitados para operar por su avanzada edad.

“Yo repito, va a ser difícil la implementación de este programa, no va a ser fácil, hay mucha resistencia; pero lo ideal es que se entregue un municipio saneado administrativamente”, subrayó.

Alcaldía debe solicitar préstamo por 200 mdp: regidor

El regidor por Morena Hugo Hernández Martínez informó que el ayuntamiento tendrá que solicitar un préstamo de alrededor de 200 millones de pesos para comenzar a liquidar a los trabajadores que serán dados de baja como parte de la reingeniería administrativa.

Explicó que la reingeniería se hará en tres etapas: primero desaparecerán 265 unidades administrativas, es decir cargos de confianza como secretarios, subsecretarios, jefes de área y directores; después serán liquidados 700 trabajadores que ingresaron al ayuntamiento entre 2015 y 2018, de los cuales 500 serán supernumerarios y 200 de confianza.

Y finalmente, serán jubilados unos 600 trabajadores sindicalizados del ayuntamiento y 140 de la Secretaría de Seguridad Pública municipal.

Consultado en su regiduría, el edil estimó que con este proyecto el ayuntamiento se ahorraría alrededor de 250 millones de pesos de nómina, dinero que sería dirigido a seguridad pública, servicios públicos, al pago de la deuda pública y de laudos y sentencias.

Hernández Martínez señaló que fue en la administración del priísta Manuel Añorve Baños cuando más se aumentaron las unidades administrativas, creándose 240 más; mientras que en el periodo del perredista Evodio Velázquez se aumentaron 45 cargos de confianza.

Aseveró que esta situación se dio “por el compadrazgo, el amiguismo, el cumplir con los compromisos de partido, compromisos de campaña, y no hubo una planeación correcta y adecuada para esto. Hubo un crecimiento desorbitado de la administración pública, la nómina. Son 805 unidades administrativas las que están actualmente: secretarios, subsecretarios, directores, jefes de departamento; estamos hablando que en el año 2000 había 556, hay 805 unidades administrativas actualmente, el crecimiento mayor fue 2009-2012, periodo de Manuel Añorve Baños, que aumentaron 240 unidades administrativas”.

Agregó que para emprender la liquidación de trabajadores el municipio tendrá que solicitar un préstamo bancario por 200 millones de pesos o gestionar estos recursos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Comentó que la actual administración recibió al ayuntamiento con alrededor de 9 mil trabajadores y que actualmente son 8 mil 600 empleados, ya que se han liquidado 400 conforme a derecho. Enfatizó que, aún con esta reducción, el municipio de Acapulco tiene 3 mil trabajadores de más, puesto que podría funcionar con 6 mil empleados.