Culpa ONG a Florencio Salazar Adame de mantener encarcelado a un joven Foto: Dassaev Téllez Adame

Culpa ONG a Florencio Salazar Adame de mantener encarcelado a un joven

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Ene 10, 2020

Pide a magistrados que revisan el caso actuar conforme a derecho


Chilpancingo, 9 de enero. Integrantes de la Red Solidaria Década contra la Impunidad, denunciaron que el joven Bernardo Xavier Cabrera Moreno, ha estado encarcelado de manera injusta durante 10 años, y culparon al secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, de incidir para que el joven no quede en libertad. En los próximos días, los magistrados revisarán el caso, por lo que llamaron a apegarse a derecho.

En conferencia de prensa, la secretaria ejecutiva de la Red Solidaria Década contra la Impunidad, Magdalena López Paulino detalló que Bernardo Cabrera, fue detenido en marzo de 2009, y desde esa fecha hasta la actualidad ha permanecido recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chilpancingo.

Bernardo Cabrera es acusado de homicidio calificado en perjuicio del señor Morelos Vargas Gómez (compadre de Floraencio Salazar Adame), y robo agravado contra Salazar Adame, motivo por el cual, se tiene la presunción de que el funcionario ha incidido en el caso para que el joven no quede en libertad.

De hecho, denunciaron que el juez que llevó primeramente el caso, ignoró los resultados del Protocolo de Estambul, que le fueron aplicados a Bernardo y que dio positivo a las pruebas de tortura.

En los próximos días se revisará nuevamente el caso de Bernardo y se dará sentencia a la apelación X-139/2019.

Por lo que los integrantes del organismo defensor de derechos humanos llamaron a los magistrados de la Primera Sala Penal, Paulino Jaimes Bernardino, Miguel Barreta Sedeño y Félix Nava Solís, a actuar apegados a derecho, a la convencionalidad y a los tratados internacionales sobre derechos humanos.

Asimismo, informaron que ya hicieron la petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que admita el caso de Bernardo Cabrera.