Acatarán en Tierra Caliente la sugerencia de cancelar las actividades masivas Foto: Jesús Pintor

Acatarán en Tierra Caliente la sugerencia de cancelar las actividades masivas

Escrito por  Jesús Pintor Mar 20, 2020

Acuerdan alcaldes de la región seguir las recomendaciones de la Secretaría de Salud

Piden no alarmar a la gente sin sentido, pues pueden ocasionar una crisis de niveles mayores


Pungarabato,, 19 de marzo. Si bien los municipios tienen un gobierno autónomo y los alcaldes decidirán qué medidas tomar, el gobernador Héctor Astudillo Flores, por la contingencia sanitaria ocasionada por el coronavirus, ha sugerido que se paralice la Tierra Caliente, y se cancelen las actividades masivas, permanezcan en sus casas confinados, y sigan las recomendaciones de la Secretaría de Salud.

De esa manera lo dio a conocer el delegado de Gobierno, René Rabiela Tapia, en reunión donde fueron convocados los nueve presidentes municipales, de los que llegaron tres: de Tlalchapa, Martín Mora Aguirre; de Arcelia, Adolfo Torales Catalán; y el anfitrión, Reynel Rodríguez Muñoz; la diputada local, Celeste Mora Eguiluz, autoridades de salud y de transportes.

Allí mismo, el director general del hospital regional, René Gómez Medina, aseguró que si trabajan en conjunto para erradicar el mal, en 12 semanas podrían salir del problema “a mediados de junio o quizá un poco más”, pero para ello, como parte medular de la acción, deben lavarse las manos frecuentemente de 40 a 60 segundos por vez, expresó el epidemiólogo Hernán Cortés; más tarde, una integrante de la Jurisdicción Sanitaria 01, mostró la forma de hacerlo.

Enrique Robles Romero, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 01, con sede en Tlapehuala, pidió que se sigan las indicaciones de las autoridades de Salud, las que, de manera constante, habrán de informar sobre el tópico, aunque también pidió que no se alarmara a la gente sin sentido, pues pueden ocasionar crisis de niveles mayores, “algo que nadie desea”.

Se cerrarán centros de convivencia y se cancelarán eventos públicos, anunció el alcalde de Pungarabato, Reynel Rodríguez Muñoz, y aprovechó para reprochar que ahora ocurre con el coronavirus como en su primer periodo municipal, y es que en el desbordamiento del río Balsas en 2013, la gente de la comunidad de Tierra Blanca, pese a los llamados de alerta no quisieron salir de sus casas hasta que el agua les llegó.

Con el coronavirus se da el mismo fenómeno, dijo, por lo que sin dejar que los invada el pánico, sí deben de tomar todas las precauciones; él en lo particular, dijo el edil de Pungarabato, habrá de seguir puntualmente los ordenamientos del gobierno federal y del estado, pues se trata de trabajar en  conjunto un asunto que no es broma y sí muy serio.

Por parte de la diócesis de Ciudad Altamirano , que también estuvo presente con un representante, dio a conocer el comunicado del obispo Joel Ocampo Gorostieta, quien escribió que ante el crecimiento del Covid-19 en el mundo, en la Tierra Caliente donde habrán de aplicar todas las recomendaciones de las autoridades de Salud, también pedían a la virgen  de San Lucas “nos proteja de esta epidemia que aqueja a toda la humanidad”.

En la reunión estuvo también Obed Medina, delegado de Transportes, quien dijo en su oportunidad, que por las medidas que habrán de tomarse por la  contingencia, prevé una baja de ingresos para los trabajadores del volante, hasta en un 50 por ciento, por lo que sugería a los permisionarios bajar la cuenta diaria de 250 pesos a 200, pues la gente ya no va a salir, además de que los estudiantes se tomarán un tiempo de aislamiento poco usual.

Ya en la línea de las peticiones y ante el texto del obispo de la diócesis de Ciudad Altamirano, algunos taxistas tomaron la palabra para pedir a los allí presentes y a los medios de comunicación, que extendieran la palabra de Dios y que se arrepintieran, pues sólo el Creador “puede ayudarnos” en este trago amargo que padecemos.