Imprimir esta página
Baja 70% la comercialización del coco en Guerrero, indica dirigente Foto: La Jornada Guerrero

Baja 70% la comercialización del coco en Guerrero, indica dirigente

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano May 26, 2020

Los mercados para esa fruta están cerrados por la contingencia, señala José Mena 

Han sido afectados cientos de empleados del sector coprero porque se quedaron sin trabajo, acusa

Productores tiraron agua y coco jimado porque los compradores redujeron sus pedidos, lamenta


Tecpan, 25 de mayo. Debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19, la comercialización del coco en Guerrero se redujo 70 por ciento, porque la mayoría de los mercados para esa fruta están cerrados, informó José Mena Menera, presidente del Comité Nacional del Sistema Palma de Coco.

Abundó que cientos de trabajadores dentro del sector coprero también han sido afectados por la contingencia sanitaria porque se quedaron sin trabajo, debido a que al bajar la comercialización también se cayó la producción y el trabajo en las huertas, y eso ha originado también, añadió, que decenas de toneladas de coco se echen a perder.

Dijo que hay productores que tuvieron que tirar miles de litros de agua de coco y toneladas de coco jimado porque los compradores redujeron sus pedidos por la falta de demanda a consecuencia de la pandemia, lo que significó pérdidas millonarias para muchos cococultores guerrerenses.

En entrevista explicó que el mercado para el coco jimado, que es el que mayor demanda tiene actualmente porque se usa para la fabricación de dulces, jabones, champús, cremas, carbón activado, sustratos y otros productos, se vino abajo una vez que comenzaron a aplicarse las medidas de prevención para evitar contagios, situación que no solamente afectó a Guerrero como líder en la producción nacional, sino a los demás estados productores como Colima, Campeche, Chiapas, Michoacán, Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Jalisco.

“Hay casos de compañeros que tenían comprometida la venta de 30 mil litros de agua de coco y de pronto la empresa compradora les avisó que el pedido se reducía a 10 mil litros, por lo que tuvieron que tirar, literalmente, los otros 20 mil litros. Y lo mismo ocurrió con productores que tenían listos pedidos de 20 toneladas de coco jimado, que sólo pudieron vender 5 toneladas y el resto lo echaron a la basura”, puntualizó.

El también presidente del Sistema Producto Palma de Coco de Guerrero, indicó que se vislumbra un futuro negro, al menos este año, para ese sector, “lo que al menos en Guerrero, tendrá un impacto económico mayúsculo, porque miles de familias dependen de esa actividad”, apuntó.

Mena Menera negó que hasta hoy el gobierno federal destine recursos para ayudar a los productores de coco, por lo que pidió a la Federación que diseñe estrategias emergentes para la creación de programas de empleo para ayudar a los trabajadores, porque éstos, aseguró, son los más afectados por la emergencia sanitaria que se vive actualmente.