No abrieron entre 20 y 30% de empresas en la reapertura: CEE Foto: Especial

No abrieron entre 20 y 30% de empresas en la reapertura: CEE

Escrito por  Abigail Perezcano y Rodolfo Valadez Luviano Jul 30, 2020

Será difícil de comercializar el maíz por los efectos de la contingencia, dice productor

Son más grandes las deudas que acumularon en la pandemia que sus ingresos, señala dirigente

Se podría originar una crisis severa entre la población por la escasez de alimentos que se ve venir: José Campos


El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Guerrero, Joaquín Badillo Escamilla, dijo que entre 20 y 30 por ciento de las empresas afiliadas al organismo ya no pudieron abrir en la reapertura de actividades económicas.

Manifestó que la reapertura parcial de negocios tras la contingencia por el Covid-19 no ha sido lo que esperaban, ya que son más grandes las deudas que acumularon en cuatro meses que los ingresos que están obteniendo.

En entrevista, indicó que son alrededor de 3 mil 170 empresas las que integran el CCE en Guerrero, de las cuales sólo entre 15 y 20 por ciento hicieron el esfuerzo de abrir en la reapertura del 2 de julio, mientras que otros 20 y 30 por ciento no pudieron reabrir sus cortinas.

Reprochó que algunos negocios ya no pudieron abrir porque los gobierno estatal  y municipal no otorgaron descuentos en el cobro de impuestos, que solamente el gobierno estatal los apoyó con 50 por ciento de descuento en el cobro de dos por ciento sobre nómina.

“Lamento que no fue suficiente y hoy ya hablamos de que alrededor de un 20 o 30 por ciento de las empresas ya no pudieron abrir. Otro porcentaje similar de otro 15, 20 por ciento hizo un gran esfuerzo para esta reapertura al 30 por ciento; sin embargo no fue suficiente y hoy detectamos que las deudas son mayores que los ingresos, los pagos de operación, los pagos de nómina, los impuestos como IVA, ISR, el IMSS”, aseveró.

Badillo Escamilla enfatizó que, aunque el turismo ha repuntado en las últimas semanas en los destinos de Guerrero, tampoco ha sido suficiente para cubrir los gastos de los negocios formales, mientras que el sector informal “sigue desesperado”.

“Desafortunadamente lo que esperábamos ante esta apertura parcial del 30 por ciento no ha sido lo que nuestras metas en un principio se habían establecido. La acumulación de deudas desde finales de marzo que se anuncia el confinamiento hasta finales del mes de julio, estamos hablando de prácticamente cuatro meses en los que la economía se ha venido a pique, se ha estancado”.

Aseveró que “desafortunadamente ya no es el factor de inseguridad lo que hace que las empresas cierren o se vayan de nuestro estado de Guerrero. Esto ya es una situación muy compleja a nivel mundial y nacional”.

El representante empresarial pidió al gobierno federal considerar una serie de apoyos para poder reforzar a las empresas del país de aquí al mes de diciembre.

Alerta campesino de Tecpan escasez de compradores del grano

En Tecpan, José Campos López, productor de maíz de la comunidad de El Moreno, ubicada en la parte media debla sierra de Tecpan, asegura que a pesar de que el gobierno federal hizo entrega de los paquetes de fertilizante y de que la canícula entró con lluvias y eso es benéfico para la siembra del grano, la cosecha, aun cuando sea muy buena, será difícil de comercializar por los efectos que la pandemia generada por el Covid-19, ha ocasionado en el sector mercantil y comercial en los estados y del país.

El agricultor vaticinó que debido a la pandemia mundial 2020 será un año muy difícil para quienes se dedican a la producción agrícola, por los factores antes mencionados, y que eso podría originar una crisis severa entre la población por la escasez de alimentos que se ve venir después de que pase la pandemia.

Agregó que en los más de cuatro meses que lleva la contingencia la actividad económica se detuvo de golpe, y eso generó que los mercados cerraran sus puertas, y por ende la gente se quedó sin dinero, o al menos posee lo indispensable para sostener a sus familias, lo que oficiará escasez de compradores del grano básico en la alimentación del mexicano.

Indicó que a diferencia del año pasado, fueron menos las irregularidades dentro del programa federal de entrega de fertilizante, y que originaron que se viera afectada la producción; no obstante, señaló que aunque el actual estatus es positivo, eso no ayudará a que los productores comercialicen mejor sus cosechas de maíz, "pues lo que hace falta ahora son compradores", apuntó.

Este año, abundó, se sumaron las lluvias en la época de la canícula, lo que es favorable para el campo y el buen cultivo de las plantas, "pero ni eso ayudará pues los mercados en el país para vender el maíz están cerrados y los industriales, que pueden ser una alternativa importante, carecen de dinero para efectuar las compras a otros que no sean los productores con los que han trabajado siempre".

El productor urgió a las autoridades federales para que diseñen estrategias orientadas a beneficiar la comercialización interna de los productos agrícolas que se den en el país, es decir, apuntó, "que el maíz que se produzca en Tecpan lo compren los industriales de ahí mismo, a través de incentivos económicos dados por la Federación tanto a los compradores como a los vendedores".

Aseguró que si el gobierno federal y los estatales no meten las manos en el tema agrícola, las cosechas,  no sólo de maíz sino de otros productos del campo, se echarán a perder por la falta de mercados a dónde comercializarlos, así como por la escasez de recursos económicos que es el saldo que hasta hoy ha dejado la pandemia mundial originada por el coronavirus.