Es lenta la recuperación económica en playa Bonfil, señala restaurantero Foto: Raúl Aguirre

Es lenta la recuperación económica en playa Bonfil, señala restaurantero

Escrito por  Héctor Briseño Jul 31, 2020

Demanda apoyos de los gobiernos en calidad de préstamos


La recuperación económica ha sido lenta en la playa Bonfil, en la zona Diamante, a un mes de reiniciar las actividades turísticas, después del confinamiento de casi cuatro meses debido a la pandemia del Covid-19, explicó el representante de restauranteros de este sector del puerto, Margarito Pinzón Ignacio, quien es presidente de la Unión Única de Restauranteros de la playa Bonfil y la zona Diamante.

En entrevista, Pinzón Ignacio explicó que “el turismo está llegando a cuentagotas, por una parte está bien para que no se acumulen mucho las personas, llega una mesa, o dos al día, pero al menos sirve para ir pagando lo que debemos, el acapulqueño no está consumiendo mucho”.

Insistió que restauranteros tuvieron pérdidas debido a los gastos realizados a principios de marzo pasado, cuando esperaban tener ganancias durante la Semana Santa, cuyo periodo vacacional fue cancelado debido a la emergencia sanitaria.

Sin embargo, para poner en funcionamiento nuevamente sus establecimientos, prestadores de servicios tuvieron que invertir nuevamente.

Pinzón Ignacio señaló que “tuvimos que comprar todos los enseres que indica la Secretaría de Salud federal, como los cubrebocas, las mascarillas, el gel, el material para limpiar. En todo eso tuvimos que gastar, pues ¿quién nos va ayudar?, nadie”.

Detalló que “luego caen los operativos, la Marina luego hace rondines, pero está bien para que vean que estamos cumpliendo con las medidas sanitarias”.

Pinzón Ignacio insistió en la necesidad de un plan de reactivación económica.

Subrayó que “no queremos que nos regalen dinero, lo que queremos es que nos presten y les vamos pagando, para poder reactivarnos bien”.

Puntualizó que “lo que se necesita es una ayuda para la reactivación económica, pero el apoyo del gobierno nunca existió, necesitamos una inyección de recursos para comprar las cositas que hacen falta, pero seguimos esperando”.