Inician trabajadores una nueva protesta en el exterior del restaurante Betos Condesa Foto: Raúl Aguirre

Inician trabajadores una nueva protesta en el exterior del restaurante Betos Condesa

Escrito por  Héctor Briseño Oct 20, 2020

Bloquean parcialmente la avenida Costera, para denunciar la falta de pago

El personal no ha recibido su salario durante el tiempo que ha durado la pandemia, señala líder sindical


Trabajadores del restaurante Betos Condesa iniciaron una nueva protesta en el exterior del establecimiento, ubicado en la zona Dorada del puerto, la mañana del lunes, para exigir el pago de salarios atrasados.

Los afectados realizaron un bloqueo parcial en la avenida Costera, para denunciar la falta de pago.

El dirigente sindical, Raúl Ramírez Gallardo, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la industria gastronómica en Guerrero, advirtió que el personal no ha recibido un solo pago durante el tiempo que ha durado la pandemia, desde marzo pasado.

Recalcó que “es la cuarta ocasión que estamos haciendo esta manifestación, tuvimos dos protestas anteriormente y un paro, pero este paro seguramente lo vamos a convertir en huelga, hay que arreglar la documentación, para que nos declaren la huelga legalmente existente”.

Ramírez Gallardo expresó que “sabemos que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje no está trabajando, pero para la ley, la junta laboral tiene que estar las 24 horas del día, no hay días inhábiles”.

Subrayó que “pedimos a los tres niveles de gobierno que volteen los ojos a los trabajadores, en el corazón de Acapulco, donde el turista está viendo, lo cual nos da mucha pena, pero es una situación lamentable”.

El líder sindical indicó que en los últimos ochos años, con la llegada de una nueva administración, se han presentado problemas del pago de salario.

Ramírez Gallardo mencionó que “tenemos seis meses sin cobrar un solo sueldo, desde el inicio de la pandemia, ellos aprovecharon y ya no van a abrir el negocio, el cual se está deteriorando, ya se cayó un anuncio”.

Puntualizó que los trabajadores no se van a retirar del establecimiento, pues lo que quieren es cobrar lo que se les debe.

Señaló que los afectados son 26 trabajadores con antigüedades de 35, 40 y hasta 50 años, debido a lo cual se han integrado expedientes para presentar demandas laborales.

Ramírez Gallardo indicó que el secretario del Trabajo estatal, Óscar Rangel, ha sido atento con el problema pero solamente ha dado pildoritas y calmantes, cuando lo que se necesita es ya una solución de fondo.