El incremento de insumos originó el alza del precio de la tortilla en Tecpan: empresarios Foto: Rodolfo Valadez Luviano

El incremento de insumos originó el alza del precio de la tortilla en Tecpan: empresarios

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Mar 19, 2021

Los industriales corren el riesgo de trabajar en números rojos


Tecpan, 18 de marzo. El incremento de casi mil pesos al precio de la tonelada de maíz y de dos pesos al del litro de gas, fueron dos de las causas que originaron el alza en el precio del kilo de tortilla en Tecpan de 20 a 22 pesos, justificó Gustavo Gutiérrez Ramírez, asesor de la Asociación de Molineros y Tortilleros del Municipio de Tecpan.

Desde el lunes, los industriales de la masa y la tortilla incrementaron dos pesos al costo del kilo de tortilla en Tecpan, lo que originó reacciones de inconformidad y de protesta por parte de los compradores y amas de casa.

En entrevista, dijo que el alza en los precios del maíz y el gas se dieron desde diciembre del año pasado, pero al juntarse con los incrementos de otros insumos que se usan para la elaboración de tortillas, como la harina Maseca o el del combustible que fue de 17 por ciento, sin dejar de mencionar los de la energía eléctrica, hicieron que la decisión de los molineros de aguantar el mayor tiempo posible el precio, conscientes de la crisis económica generada por la pandemia, se cayera, pues se originó una situación insostenible para los dueños de los establecimientos.

“Cuando los industriales analizan el cumulo de incrementos en los insumos y servicios que usan se dan cuenta que corren el riesgo de comenzar a trabajar en números rojos, y eso generaría que tuvieran que empezar a despedir trabajadores, lo que en estos momentos no es posible”, apuntó.

Gutiérrez Ramírez llamó a las autoridades del gobierno estatal para que en coordinación con los miembros de la industria de la masa y la tortilla en el estado diseñen estrategias como subsidios para la compra de maíz u otras que vayan enfocadas a ayudar a los industriales de la tortilla, con el propósito de que éstos puedan mantener los precios o incluso disminuirlos gradualmente.

Las quejas de la ciudadanía cuando se incrementó el precio señalaban que los empresarios, al hacerlo, son indiferentes y no son solidarios con la población por la situación de afectación económica que vive la gente generada por la contingencia sanitaria en contra del Covid-19.