Se quejan los turistas por el mal servicio en Puerto Marqués Foto: Tomada del Facebook

Se quejan los turistas por el mal servicio en Puerto Marqués

Escrito por  Héctor Briseño Ene 04, 2019

Turistas locales y nacionales reprocharon cobro indebido por estacionamiento, avenidas ocupadas por promotores y viene-viene, circulación vehicular lenta, y sobre todo desechos desperdigados en la carretera de salida del poblado y en los alrededores de la laguna, lo cual ha convertido a dicho sitio reserva de manglar, en un basurero.

Mientras que la Procuraduría Federal del Consumidor brilla por su ausencia. Promotores de restaurantes de Puerto Marqués reciben a los conductores desde el ingreso al poblado, quienes representan la primera obstrucción para una circulación vehicular ágil.

Posteriormente, a la altura de la cancha del poblado, otro grupo de promotores o acarreadores, detienen a vehículos para ofrecer diferentes servicios a las familias de turistas que aún eligen Puerto Marqués como itinerario de sus vacaciones.

Mientras que a la salida, rumbo a la glorieta de Puerto Marqués, transportistas locales acotaron la circulación a un solo carril, así como bolsas negras de basura que el camión recolector no había acudido a recoger hasta mediodía.

En recorrido por la zona, se observó como el camino de tierra que comunica Puerto Marqués con el pueblito de Revolcadero, continúa  utilizado como basurero clandestino, dentro y fuera de la malla perimetral, y para disimular su limpieza, autoridades han acudido a cucharear un poco los desperdicios con arena, por lo que los malos olores se mantienen vigentes. Sin embargo, en días recientes, además de desechos de restaurantes y condominios, residuos de hospital. 

En lo que se refiere a la zona de la laguna delimitada como reserva de manglar, se encuentran embarcaciones descompuestas, basura incinerada, desechos recientes, escombro, hasta neumáticos y muebles.

A través de redes sociales, turistas se han quejado de altos costos en productos de los abarrotes y en los menús de los restaurantes. Presuntos trabajadores del lugar, o ballet parking, cobran 100 pesos por permitir estacionamiento a vehículos pequeños, y 200 pesos por camioneta, reportaron en redes sociales. Aunque la situación es similar en fines de semana, los precios ahora se elevaron.