Se quejan turistas de altos cobros en autopista y hoteles de Acapulco Foto: Raúl Aguirre

Se quejan turistas de altos cobros en autopista y hoteles de Acapulco

Escrito por  Héctor Briseño Ene 04, 2019

Turistas que se quedaron luego de recibir el primero de enero en Acapulco, tras las fiestas de Año Nuevo, reprocharon el alto cobro de las casetas en la Autopista del Sol, así como los costos por noche en hoteles del puerto, explicaron prestadores de servicios de playa Icacos.

“Los ganadores son las empresas, aquí a la playa ya no vienen a consumir, pues ya llegan muy gastados a sus vacaciones”, explicaron trabajadores del acceso a playa de la calle Cañonero Bravo, ante la vigilancia que efectúan de forma cotidiana policías militares y turísticos en playas de Acapulco, en este caso, en la zona Dorada.

Trabajadores de la operativa Icacos explicaron que el canal pluvial y drenaje que desemboca en la playa, tuvo que ser taponado con arena para evitar malos olores a los visitantes durante diciembre, luego de que constantemente fueron vertidas aguas negras al mar, las cuales fluyen desde la avenida costera Miguel Alemán y diversos establecimientos.

Uno de los trabajadores consultados, Alberto González, de la cooperativa Icacos, quien tiene siete años laborando en la franja de arena, subrayó que “este ha sido el año nuevo más flojo para las ventas, no fue como en otras ocasiones, de por sí, cada año ha ido bajando”.

Explicó que “todo el año estuvimos esperando el 24 y el 31 de diciembre, pero en esta ocasión bajaron las ventas, hace un año, un día como hoy teníamos hasta la tercera línea de sombrillas rentadas, ahora solamente una, ni siquiera alcanzamos a rentar todos los toldos”.

Alberto González lamentó que “la gente ya trae todo a la playa, sus hieleras, su atún para preparar, sus alimentos, sus bebidas, eso no nos deja ganancias a nosotros. Las empresas son las que salen ganando, pues cuando los turistas llegan a la playa ya no consumen platillos, sólo pagan por el espacio para estar en la playa”.

El joven prestador de servicios advirtió que tras diciembre, se espera una crisis, pues los fines de semana, aunque viajan muchas personas a Acapulco, cada vez consumen menos. Expresó que “ahora tendremos que espera hasta Semana Santa, no sabemos cuáles pueden ser los factores la baja de turistas, la economía, el miedo, o el cambio de gobierno, aunque pensamos que eso no afecta”.

Subrayó que “lo que mucho nos comentan los turistas, se quejan mucho con nosotros, es que las casetas cada vez son más caras para viajar por carretera a Acapulco, y el costo de los hoteles, pues les cobran hasta el doble de dinero por la estancia, por eso es importante que le bajen al precio de las casetas, porque aquí llegan ya muy gastados”.